Ropa, calzado y gafas, las primeras compras de los beneficiarios de la renta social

I. VILLAR GIJÓN.

Los primeros beneficiarios de la renta social municipal han empezado a recibir ya las tarjetas precargadas que les permiten comprar con cargo a esta ayuda en los establecimientos adheridos al programa puesto en marcha por la Unión de Comerciantes y la Fundación Municipal de Servicios Sociales. Y ayer se registraron las primeras compras, correspondientes a artículos de ropa y calzado y a productos ópticos.

La primera convocatoria de la renta social municipal, que se cerró el 31 de julio, recibió 3.867 solicitudes, muchas de las cuales siguen en tramitación. Solo las que cuentan ya con una resolución favorable a su concesión están empezando a ser abonadas ahora, mediante la entrega de unas tarjetas facilitadas por CaixaBank que la Fundación Municipal de Servicios Sociales carga por la cantidad que le corresponde a cada beneficiario. La ayuda media ronda los 190 euros al mes, que se ingresan en un único pago para todo el año. Así, las tarjetas se están dando con aproximadamente 2.300 euros para realizar compras en un plazo máximo de doce meses. El dinero que no se gaste, retornará al Ayuntamiento.

250 establecimientos

El número de comercios que colaboran con este programa supera los 250, de diferentes sectores. Los perceptores de la renta social pagan con su tarjeta igual que cualquier otro cliente, mientras en que esta última exista crédito. No obstante, existen límites al tipo de artículos que se pueden adquirir, así como al importe máximo de cada uno. En ropa, por ejemplo, no pueden comprarse productos de más de 70 euros y en gafas y lentillas el tope por artículo son 150 euros. En electrodomésticos grandes y mobiliario básico se pueden gastar hasta 400. Se excluyen de este grupo el aire acondicionado, pequeños electrodomésticos de higiene como máquinas de afeitar y los relacionados con imagen, sonido, telefonía y ordenadores.

Fotos

Vídeos