Sale a licitación un estudio para fijar el origen de las partículas contaminantes

E. C. GIJÓN.

La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Principado sacó ayer a licitación los estudios que permitirán conocer las principales fuentes de aportación de partículas contaminantes inferiores a diez micras (PM10) en las zonas de Gijón y Avilés.

Los trabajos tienen un presupuesto de 145.708 euros y un plazo de ejecución de seis meses. Estos análisis incluyen el examen químico de las partículas y la investigación de sectores como el tráfico, las emisiones de combustión industriales y de calefacciones, los diferentes graneles y las partículas de origen natural.

Actualmente, se dispone de un estudio de este tipo sobre Avilés, impulsado por el Ministerio de Medio Ambiente en la estación de la plaza de La Guitarra, y otro sobre Gijón, realizado para la consejería por la empresa Envira, en la estación de la avenida de la Argentina. Ambos aportan información relevante sobre las fuentes de procedencia de la contaminación.

El contrato que sale ahora a licitación pretende extender estos análisis a la zona de Monteana y el parque de El Lauredal, en Gijón, y a las dos márgenes de la ría de Avilés.

En la toma de muestras se utilizarán captadores gravimétricos de alto volumen para la determinación de niveles y muestreo de PM10 con resolución diaria. Además, se instalará un captador por cada zona de estudio y el muestreo se efectuará durante varios meses con una frecuencia mínima de dos filtros por semana, con días móviles, de manera que la toma de muestras se realizará proporcionalmente en jornadas laborables y fines de semana.

Paralelamente, se realizará la interpretación con frecuencia diaria del origen de las masas de aire que afectan a la zona de estudio, mediante un análisis de mapas meteorológicos y retrotrayectorias.

Fotos

Vídeos