Las sardinas de Granda «vuelan»

Espectacular sardinada en Granda.
Espectacular sardinada en Granda. / PALOMA UCHA

Los festejos de la parroquia despachan 102 kilos del producto en apenas una hora, mientras Trubia hizo lo propio con el pulpo

Ó. PANDIELLO GIJÓN.

No necesitaron excusa alguna los vecinos de Granda, Montevil y Trubia para echarse a la calle y disfrutar de una gran jornada de fiestas. El sol y el gran ambiente veraniego congregaron a cientos de personas dispuestas a disfrutar de las raciones de pulpo, en el caso de Trubia, y de la música y la sidra en Montevil y Granda. Estos últimos, además, se prepararon para la folixa nocturna con una contundente sardinada acompañada de tortos con picadillo. «La verdad es que están volando. Ya casi hemos repartido los 102 kilos de sardinas y los 50 que teníamos de picadillo», destaca Félix Gómez, uno de los organizadores de los festejos. La jornada en la parroquia fue, en su opinión, «todo un éxito, ya que la carpa se vio llena y la gente lo pasó genial».

La animación en Cenero corrió a cargo de Trubia, que comenzó sus fiestas de la 'O' por todo lo alto. Su principal baza en esta primera jornada de festejos fue el pulpo, que corrió entre los vecinos a última hora de la tarde hasta agotar existencias. «Ha habido muy buena afluencia durante toda la tarde. Aquí somos de fiestas muy familiares. Vienen todos los vecinos y un día como hoy se agradece», destaca Juan Carlos García, de la comisión de festejos. «Para fiestas grandes ya tenemos otras», apostilla.

De esta forma, en Trubia se repartieron ayer raciones «para unas 160 personas», todo un éxito de afluencia que culminó con un torneo de dexabolu y una verbena amenizada por un DJ. En la competición de su deporte autóctono, según explican, «no hubo premios, solo jugó la gente para divertirse».

De «fiestina a fiestón»

«Esto ya dejó de ser una fiestina, ¡Es un fiestón!». Así de efusiva se mostró la presidenta de la asociación de vecinos de Montevil, María del Mar Vázquez, ante el crecimiento de las fiestas del barrio durante los últimos 15 años. «Al principio se empieza con pocos medios pero uno ya va cogiendo años», añadió sobre los festejos, que ayer vivieron su primera jornada. Así, la música y el gran ambiente entre los vecinos, que aprovecharon la terraza y la carpa para tomar algo en familia, fue la tónica general antes de la actuación de la orquesta Tekila.

La jornada de hoy aumentará el ritmo en las tres fiestas, que comenzarán desde primera hora con su programación festiva. De esta forma, Montevil vivirá desde las 11 un pasacalles y un taller de globofexia. Ya de noche la música disco tomará la carpa antes de la actuación de Assia. Granda, por su parte, empezará el día con una corderada en el prau de la fiesta Tekila y Vas Bailar cerrarán el sábado. Finalmente, Trubia celebrará una cena de cochinillo y cordero antes de la verbena.

Fotos

Vídeos