«Estamos satisfechos de nuestra gestión. Lecciones a Foro, las justas», replica Moriyón

La alcaldesa presenta los datos sobre ejecución presupuestaria de 2017. /  DANIEL MORA
La alcaldesa presenta los datos sobre ejecución presupuestaria de 2017. / DANIEL MORA

Asegura que no habrá una «supresión» de la renta social, pero señala que Servicios Sociales deberá «reorganizar sus gastos para llegar a todo»

IVÁN VILLAR GIJÓN.

La alcaldesa, Carmen Moriyón, salió ayer en defensa de la gestión económica de su equipo de gobierno tras las críticas generalizadas de la oposición por la superación de la regla de gasto en 2017, circunstancia que obligará al Ayuntamiento a aprobar un plan económico y financiero que recoja las medidas necesarias «para volver a la senda» que marca la Ley de Estabilidad. «Es falso que estemos entrando en una deriva que compremetará a las corporaciones futuras, como dicen. No hay ninguna deriva, y menos aún financiera», afirmó.

Remarcó que el exceso de gasto ha sido consecuencia del alto grado de ejecución del presupuesto, que según recordó solo tuvo en su momento el voto en contra de PSOE y Ciudadanos. «Esta situación es responsabilidad del equipo de gobierno, pero no se ha hecho en contra de la voluntad de la Corporación. Estamos muy satisfechos de la gestión que estamos haciendo», indicó. Restó además importancia al hecho de tener que presentar un plan económico y financiero y destacó que el problema de la regla de gasto es común a todos los ayuntamientos, con independencia de su color político. Recordó que «Mieres ya tuvo que presentar un 'plan Montoro' y el Ayuntamiento de Oviedo lleva dos. Nosotros es la primera vez que incumplimos, y solo uno de los parámetros de la ley. ¿Dónde está la deriva?».

Añadió, en referencia al PSOE y a los anteriores gobiernos municipales, que «quien ahora quiere darnos lecciones de gestión y dice que todo es un caos, tuvo que presentar planes financieros en 2003 y en 2008. Vivían en pleno reajuste». La concejala Ana Braña puntualizó que «aquello era peor, porque lo que se incumplía era la capacidad de financiación del Ayuntamiento», algo que no ocurre ahora. Según detallaron, de los 200,1 millones de euros de deuda que había a finales de 2010, se ha pasado a 117,5 millones al cierre de 2017. Desde la llegada de Foro al gobierno municipal, de hecho, solo creció en 2016, 12,3 millones de euros, cuando como consecuencia de la prórroga hubo que pedir un préstamo para hacer frente al gasto corriente y además el Pleno rechazó la propuesta de Foro para amortizar 10 millones de euros con cargo a los remanentes de tesorería.

El resto de los ejercicios ha habido una rebaja media del endeudamiento de 15,8 millones anuales, con un récord de 24,4 millones en 2017. «Esto lo hemos logrado en los peores momentos de la crisis, sin subir los impuestos a los gijoneses, manteniendo el nivel de inversión y aumentando el gasto social. Todo un malabarismo. ¿Se puede hacer algo más? Pues lecciones de gestión a Foro, las justas», dijo Moriyón.

Apuntó como «mensaje tranquilizador» adicional ante el oscuro panorama dibujado por la oposición, que a día de ayer el Ayuntamiento tenía disponibles en depósitos y cuentas corrientes 118,3 millones de euros.

Un tope más alto en 2018

Con respecto al futuro plan económico y financiero, señaló que «debe recoger cómo vamos a volver a cumplir» con la regla de gasto, que para 2018, no obstante, se calculará en base a la ejecución real de 2017 y no al límite que había para este año, por lo que el tope será más alto. Explicó que el hecho de estar en prórroga ya supondrá una reducción de la capacidad de gasto de 6 millones y aseguró que en los ajustes que sea necesario hacer «no se tocarán ni los servicios sociales ni el empleo».

Sobre la renta social municipal, puntualizó que en ningún momento ha hablado «de la supresión absoluta de ningún gasto». Reiteró no obstante que Servicios Sociales únicamente dispone para este ejercicio de 19,5 millones -en 2017 se gastaron 24,3- «que habrá que reorganizar de acuerdo con los grupos políticos para llegar a todas las ayudas. Porque también han aumentado los niños con becas de comedor, los mayores con 'medallones' de teleasistencia y las horas del servicio de ayuda a domicilio, donde además vamos a mejorar las condiciones laborales de las trabajadoras». Recordó que el año pasado «todos los grupos sabían que para la partida de la renta social pudimos hacer un gasto excepcional porque había 6 millones de euros de remanente».

Finalmente, advirtió de que si las modificaciones presupuestarias que se llevarán al Pleno de febrero para pagar inversiones y el pago de convenios no salen adelante, «no se estará castigando al gobierno de Foro. Porque si no puede empezar a construirse por ejemplo la escuela infantil de Contrueces, eso será responsabilidad de todos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos