«Nos hemos sentido muy arropados»

Los agentes de la Unión de Prevención y Reacción que fueron en comisión de servicio a Cataluña, uniformados, son recibidos a las puertas de la Comisaría por sus compañeros. / CITOULA

Los agentes que fueron a Cataluña son recibidos con aplausos por sus compañeros | «No nos afectó psicológicamente porque estamos preparados para situaciones de tensión, pero hubo momentos que no fueron agradables»

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

Entre aplausos, con gritos de '¡Viva España!' y parapetados tras una pancarta que rezaba «Orgullosos de nuestros compañeros». Los doce agentes de la Unión de Prevención y Reacción (UPR) destinados en comisión de servicio en Cataluña fueron recibidos ayer con honores a las puertas de las dependencias policiales de El Natahoyo. Regresan tras 23 días de intenso trabajo y para participar en el operativo de seguridad de los Premios Princesa de Asturias.

«Durante estos días ha habido momentos de tensión, pero no nos hemos sentido solos; nos hemos sentido muy arropados y hemos notado el calor y el apoyo de Gijón, de nuestros compañeros y de nuestras familias», explicaba el subinspector Iván Fernández Platón. No niegan, sin embargo, que las jornadas en las que decenas de independentistas los cercaron en un hotel de Pineda del Mar «la situación fue complicada».

«Psicológicamente no nos afectó porque estamos preparados para afrontar situaciones de tensión, pero la noche en la que pedimos la asistencia a los Mossos porque nosotros allí no podíamos intervenir y tardaron más de dos horas en llegar, no fue agradable», recuerda el policía Herminio López. «Desde ese momento se dio la vuelta a la situación y la gente reaccionó muy bien. Nos apoyaron explícitamente, nos felicitaban y nos daban las gracias», explica este funcionario, quien añade que «los últimos días las calles estaban relativamente tranquilas, lo peor se vivió el 1 de octubre y los posteriores».

Más

Jornadas de 14 horas

A lo largo de los 23 días se alojaron en distintos lugares, como Huesca, Pineda y Salou. «Prestamos servicio en Barcelona y en Lérida y a veces los trayectos eran hasta de más de cien kilómetros hasta el destino, pero cuando notamos que no estábamos solos y que teníamos el apoyo de la gente íbamos a trabajar encantados, aunque fuesen catorce horas», asegura el subinspector Iván Fernández Platón.

Desconocen aún si tendrán que regresar a Cataluña una vez concluido el operativo de los Premios Princesa de Asturias. «Si hay que volver, lo haremos con ánimo para hacer nuestro trabajo», dicen. Por el momento, disfrutarán de varios días en casa con sus familias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos