«Los seres humanos somos musicales por naturaleza»

La profesora Ana María Pérez, en el Conservatorio. /  DANIEL MORA
La profesora Ana María Pérez, en el Conservatorio. / DANIEL MORA

El proyecto 'Postura sana' de la profesora del Conservatorio Ana María Pérez es finalista de los II Premios de Marketing Educativo

EUGENIA GARCÍA GIJÓN.

«Los profesores de música se encargan de enseñarte a hacer sonar un instrumento, a que lo cojas de la forma más adecuada; pero nadie te dice cómo tienes que sentarte o qué estiramientos tienes que hacer antes o después de tocar». Ese es el motivo que empujó a Ana María Pérez (Gijón, 1970), profesora de Clarinete y Reeducación corporal en el Conservatorio Profesional de Música y Danza de Gijón, a crear hace ya nueve cursos un proyecto, 'Postura Sana', que está entre los cinco finalistas de los II Premios Nacionales de Marketing Educativo.

'Postura Sana' es un proyecto transversal de educación para la salud que busca enseñar a los músicos a cuidar su principal instrumento: su cuerpo. Ana María, gijonesa aunque criada en Carreño, se inició «tarde» -con quince años- en la Banda de Música de Siero, y no comenzó sus estudios reglados hasta los veinte. Quizás por eso, señala, desde el principio fue «muy consciente del daño que te puedes hacer tocando». Antes de dar clases aquí fue profesora en el Conservatorio de Sama, donde implantó la asignatura de Reeducación postural en los cursos superiores. «En el tiempo que estuve allí me di cuenta de que reeducar la postura tras nueve o diez años estudiando era demasiado tarde», apunta.

Una vez en Gijón, decidió que lo mejor era educar en la prevención y diseñó el proyecto 'Postura Sana', «que abarca al alumnado desde que empieza en el Conservatorio, e incluso antes a través de internet y las redes sociales». «En un principio, me iba con mi clarinete a los centros de Infantil, Primaria, Secundaria e incluso al aula hospitalaria. Explicaba cosas de música, pero también detallaba -entre otras cosas- cómo llevar la mochila», cuenta Ana María.

«Todas las asignaturas de los colegios e institutos podrían vertebrarse desde la música» Imparte hoy una sesión de educación postural, abierta al público, en el centro de enseñanza

A lo largo de estos nueve años la iniciativa ha ido evolucionando, pero su objetivo -«abrir las puertas del Conservatorio para hacer una difusión amena y divertida tanto de la música como de los hábitos posturales y saludables»- no ha variado. La clarinetista organiza jornadas de salud abiertas al público -la próxima tendrá lugar hoy, a las 18.30 horas, en el salón de actos del Conservatorio- en las que se puede aprender desde técnicas hipopresivas hasta a llevar una alimentación saludable. Mujer emprendedora y en continua formación, también tuvo claro desde el comienzo de 'Postura Sana' que quería organizar un concierto de Carnaval (programado para el 15 de febrero) y otros recitales didácticos.

«Masaje mental»

Todo ello con la intención de trascender las aulas y difundir los beneficios de la música y la salud. «Quiero convencer a los músicos de que no somos seres especiales, y que si no nos cuidamos nos podemos lesionar física, mental y emocionalmente. Pero también animar a tocar un instrumento a aquellos que no lo son, porque el ser humano es musical por naturaleza», cuenta. Uno de los problemas es que la música está «idealizada». «Parece que si no naces para ser Mozart no puedes tocar; mientras que aún si no eres Zidane puedes pasarlo fenomenal con un balón», compara.

Para cambiar esta percepción, opina Ana María, licenciada en Magisterio Musical, «la música debería estar más presente a nivel educativo». «Se la ha sacado de los colegios e institutos, y necesita volver, está clarísimo. Todas las asignaturas podrían estar vertebradas desde la música». A su juicio, hace falta una dualidad difícil de conseguir: «Que los profesionales de la enseñanza estén formados en música y que los músicos tengamos una formación más profunda a nivel pedagógico».

'Postura Sana' y su responsable encarnan la segunda faceta, y por ello ya van en segundo lugar en las votaciones 'online' para los galardones, que se cierran este viernes. Los premios se entregarán el 2 de febrero en el madrileño CaixaFórum. El proyecto seguirá divulgando el lema de Ana María («mucha música y mucha salud») y extendiendo la idea de que «todos podemos hacer sonar un instrumento y recibir la satisfacción que aporta, beneficiarnos del masaje mental que supone».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos