Sesenta policías locales velaron por la seguridad del desfile

L. CASTRO GIJÓN.

No perder de vista a los niños en ningún momento. Los más pequeños se convirtieron en los protagonistas de la cabalgata para los 60 agentes de la Policía Local que integraron ayer el dispositivo de seguridad. Por eso, se dispusieron cordones para señalar las zonas reservadas al público a lo largo de todas las calles del recorrido de la comitiva real.

Asimismo, la Policía Local hizo hincapié en medidas habituales de seguridad como no invadir el espacio destinado al paso del desfile a lo largo de todo el trayecto y no subirse a barandillas ni mobiliario urbano que puedan suponer un riesgo para los propios espectadores. También se recordó el protocolo a seguir en caso de emergencia, haciendo especial hincapié en la importancia de no desatar avalanchas. Para ello, recomendaron evitar correr o empujar para no provocar situaciones de pánico ante la gran concentración de personas que se encontraban viendo la cabalgata.

En algunos cruces, como el de la avenida Juan Carlos I con Carlos Marx, contaron con la vigilancia extra de algunos agentes de la Policía Nacional. No obstante, este año, a diferencia del pasado, cuando se desplegó un amplio dispositivo como consecuencia de los atentados terroristas acontecidos en otras ciudades de Europa como Berlín, no fue necesaria la participación de efectivos de la Guardia Civil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos