«No sirve con tener un plan de vías a cualquier precio», dice el Colegio de Arquitectos

La decana propone «afrontar con serenidad» la iniciativa ferroviaria antes de volver a sacar a licitación el proyecto, cuyo concurso quedó desierto

LAURA CASTRO GIJÓN.

«No sirve con tener un plan de vías a cualquier precio; este parón ha de verse como una oportunidad de afrontar la cuestión con serenidad y de diseñar la mejor solución posible que ponga los cimientos del Gijón del futuro». Con estas palabras respondió ayer Sonia Puente Landázuri, decana del Colegio de Arquitectos de Asturias, a la intención del Ministerio de Fomento de licitar «de forma inminente» el diseño del plan ferroviario tras quedar desierto el concurso convocado para modificar el complejo documento inicial redactado hace una década por los arquitectos Jerónimo Junquera y Javier Fombella.

«Ahora es el momento de afrontar con serenidad una de las actuaciones más importantes de las próximas décadas para Gijón, el área central y el conjunto de la región», apuntó la decana. Incidió, además, en que «los gijoneses no pueden permitirse más parches en un asunto tan crucial» e instó al ministerio a «rectificar y encarar la cuestión de manera más rigurosa y ordenada, así como a establecer prioridades». Puente Landázuri recordó que la integración del ferrocarril en la ciudad «es mucho más que la transformación de una pieza urbana, pues se trata de una intervención compleja cuyo resultado repercutirá en la movilidad regional y preconfigurará el Gijón del siglo XXI».

Criticó, además, que se esté trabajando de manera fragmentaria, pues «una operación de tal calado y dificultad debe abordarse con una mirada integral». En este sentido, señaló que «así lo reconocían los propios pliegos, que condicionaban la modificación ahora licitada a un nuevo convenio aún por firmar y a un estudio informativo para proyectar la integración del ferrocarril aún por realizar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos