El sistema de alerta ante emergencias de Arcelor constará de cinco sirenas

Sirena para emergencias químicas en Santurce. / FERNANDO GÓMEZ
Sirena para emergencias químicas en Santurce. / FERNANDO GÓMEZ

Estarán en la zona más externa de sus terrenos y supondrán una inversión de 240.000 euros, que incluye cuatro más en Avilés

I. VILLAR / R. MUÑIZ GIJÓN.

Tres señales ondulantes de un minuto de duración cada una, separadas por silencios de cinco segundos. Será el sonido que escuchen en el futuro los gijoneses en el supuesto de que se produzca una situación de riesgo químico en el concejo, ya sea por un incendio en instalaciones industriales, una explosión o una fuga tóxica. Indicará a los ciudadanos que deben adoptar las medidas de precaución oportunas, que podrán consistir en la autoprotección (proteger las vías respiratorias y buscar refugio), el confinamiento dentro la vivienda o el edificio público en el que se encuentren o el alejamiento de la zona afectada. Un sonido continuo de treinta segundos de duración informará de que el riesgo ha terminado.

La mesa de los planes de emergencia exterior de Asturias, constituida el año pasado por el Principado y trece grandes compañías que trabajan con sustancias peligrosas en la región, prepara el despliegue de un sistema de alerta a la población mediante sirenas ante situaciones de emergencia en instalaciones industriales. Se trata de una obligación derivada de la denominada normativa Seveso, directiva europea que toma su nombre de una localidad italiana que sufrió el incendio de una planta química y que en Gijón y su entorno más próximo afecta a las instalaciones de Repsol en la Campa Torres, la térmica de Aboño, los almacenes de Galp, CLH, Petróleos Asturianos y Green Logistics Platforms en El Musel y la factoría de Arcelor en Veriña. Asturias se suma así a otras comunidades como Galicia o el País Vasco, donde ya existen estos sistemas de aviso a la población.

Urbanización de Xivares

Serán las industrias afectadas las que corran con el coste de instalación de las sirenas, que se ubicarán de modo prioritario en terrenos de las empresas o sobre suelo público municipal. No obstante, también podrán situarse en terrenos privados, previa autorización de su titular, si se considera conveniente para lograr la máxima proximidad a núcleos poblados. Esta situación ya se ha dado en Carreño, donde el Principado ha contactado con los vecinos para colocar una sirena a la entrada de la urbanización de Xivares.

En Gijón, Arcelor aseguraba ayer que su sistema únicamente ocupará terrenos de la compañía. Constará de cinco sirenas, que se situarán cerca de sus bordes exteriores para lograr la máxima efectividad. La inversión prevista por la empresa hasta 2020 es de 240.000 euros, que incluyen otras cuatro sirenas en su factoría de Avilés. Cuando estén listas para entrar en servicio se darán las oportunas instrucciones a la población, incluyendo la realizaciónde simulacros para ponerlas a prueba.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos