Los socialistas gijoneses se citan en Pumarín para elegir a su nuevo secretario general

Iván Fernández Ardura. / A. FLÓREZ
Iván Fernández Ardura. / A. FLÓREZ

1.305 militantes están convocados a la XIII Asamblea Municipal, que incluirá ocho horas para votar entre Monchu García e Iván Fernández Ardura

I. VILLAR GIJÓN.

A las 11 horas dará comienzo en el Centro Municipal Integrado de Pumarín-Gijón Sur la XIII Asamblea Municipal de la Agrupación Socialista de Gijón, de la que saldrá la ejecutiva que desde el lunes deberá tomar las riendas del partido, después de veinte meses dirigido por una comisión gestora. El acto comenzará con sendas intervenciones del presidente de la gestora, José María Pérez; el secretario general de la Federación Socialista Asturiana, Adrián Barbón; y los dos candidatos a la Secretaría General: Monchu García e Iván Fernández Ardura. A las 12 horas dará comienzo la votación para elegir tanto la nueva ejecutiva, entre las dos listas presentadas, como a los doce representantes en el comité municipal y los cuatro del comité autonómico. Las urnas estarán abiertas hasta las ocho de la tarde y a ellas están convocados 1.305 militantes.

Los antecedentes a nivel federal y regional hacen prever que los resultados serán bastante más ajustados que los de hace cinco años, cuando Santiago Martínez Argüelles logró el 68,2% de los votos, frente al 26,7% de su rival, José Antonio Garmón. La de 2012 era la primera elección de un secretario general con participación directa de todos los afiliados, pues las citas anteriores se organizaron mediante compromisarios. José Manuel Sariego, antecesor de Martínez Argüelles, fue elegido en tres ocasiones sin ningún candidato alternativo enfrente, la última vez con un apoyo del 98%.

Tras su proclamación formal como candidatos, y tras presentar a sus respectivos equipos, los dos candidatos han hecho llegar en las últimas horas a todos los militantes sus mensajes de campaña.

Iván Fernández Ardura les pide «dar continuidad en Gijón al proyecto de cambio y transformación, consecuencia de la rebeldía de la militancia socialista, que se ha reflejado primero en la elección de Pedro Sánchez como secretario general del PSOE y después en la de Adrián Barbón en Asturias. No podemos que sigan decidiendo los mismos de siempre». Asegura que para su ejecutiva los militantes serán «la columna vertebral del partido» y por ello dará prioridad «a dinamizarla, a través de su participación, y llenar la Casa del Pueblo de nuevas actividades para poder desarrollar nuestra cultura política». Se marca como objetivo «recuperar a la militancia perdida» y promete «trabajar con transparencia y honestidad, sin ningún tipo de sectarismo ni exclusión». Su equipo hizo ayer público un listado con 300 firmas de apoyo a la candidatura.

Monchu García destaca en su llamamiento su apuesta por «la participación, la renovación y la pluralidad», principios con los que considera que ha sido coherente en el diseño de su equipo. «Nuestro programa es el punto de partida para el trabajo que nos queda por delante».

Lo resume en un decálogo en el que hace referencia a la celebración de una conferencia política que sirva de base para el programa electoral de 2019, la creación de un consejo de participación y acción social, la mejora de la coordinación entre las secretarías de distrito, la creación de un protocolo de acogida a la nueva militancia y «una apuesta firme» por la formación. Se compromete a garantizar la «transparencia y rendición de cuentas de los cargos institucionales en la Casa del Pueblo de forma regular».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos