Los socialistas dan marcha atrás al IBI diferenciado y frustran la propuesta de la izquierda

Fernando Couto y Ana Braña, durante la rueda de prensa. / A. FLÓREZ

Sí se incrementará el tipo a los «bienes de características especiales», aunque excluyendo al Puerto

IVÁN VILLAR GIJÓN.

El debate en torno a la posibilidad de aplicar en 2018 un IBI más elevado a las propiedades de uso no residencial de más de un millón de euros se cerró ayer con la retirada por parte del PSOE de la enmienda que había presentado para subirles el tipo del 0,45% al 0,59%.

En las últimas semanas los tres grupos de la izquierda se habían posicionado a favor de un mayor gravamen para estos bienes, aunque diferían en cuánto aumentarlo. Frente al tipo propuesto por el grupo socialista, Xixón Sí Puede e IU planteaban uno del 1,1%, casi el doble. La medida era rechazada por el resto de formaciones, incluido el gobierno municipal, pero dada la aritmética de la Corporación habría salido adelante si los tres partidos hubieran pactado un tipo impositivo común.

Sin embargo, en la comisión de Hacienda celebrada ayer para votar el proyecto de ordenanzas fiscales y las 47 enmiendas de la oposición, el PSOE anunció la retirada de la suya referente al IBI diferenciado. Según argumentó, «a la vista de los datos facilitados por el equipo de gobierno, los mayores perjudicados serían pequeños comerciantes y administraciones públicas y el objetivo de nuestra enmienda no era éste, sino aumentar el gravamen a las grandes corporaciones». Además de dar marcha atrás en su propuesta, los socialistas votaron junto al resto de grupos en contra de la presentada por Xixón Sí Puede e IU, que fue rechazada.

Producción de energía

Sí salió adelante la iniciativa de estos grupos para elevar el IBI que se aplica a los «bienes de características especiales», actualmente del 0,6%. Pero aunque su idea inicial era que el incremento afectara a todos ellos, con tipos que irían del 1% al 1,3%, tras una enmienda transaccional del PSOE, quedaron fuera de esta modificación las instalaciones portuarias, que mantendrán el gravamen vigente. Solo se verán afectadas las propiedades usadas para la producción de energía y embalses, como el de San Andrés.

Foro, que se había manifestado en contra de subir el tipo a los bienes de características especiales, optó por la abstención después de que el Puerto quedara liberado de este incremento. «El Musel tiene un interés público local, regional, nacional e internacional. Elevarle ese impuesto afectaría negativamente a su actividad. La Autoridad Portuaria ya está pagando al Ayuntamiento, no solo por el puerto, sino por los concesionarios que están en ese suelo, por fincas rústicas en Aboño y en Jove y por terrenos adscritos a los faros», señaló la concejala Ana Braña.

Con respecto al IBI diferenciado, señaló que aprobarlo habría sido «un error porque podría afectar de forma negativa a los comercios minoristas y autónomos» que desarrollan su actividad en los grandes centros comerciales. También se aprobó, con el apoyo de Foro, la enmienda del PSOE para que los precios del Patronato Deportivo suban un 4,7% y no un 5%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos