Los socios del Chas garantizan su futuro al aprobar el acuerdo con Ganax

Muchos socios del Chas acudieron a la asamblea en la que se decidía el futuro del club.
Muchos socios del Chas acudieron a la asamblea en la que se decidía el futuro del club. / PALOMA UCHA

La propuesta del presidente, Jesús Kocina, que dijo que se firmará en tres meses, fue respaldada por el 91,3% de los votos

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

«La viabilidad de futuro del Chas está asegurada». Así de tajante se mostró ayer el presidente del Club Hipico Astur (Chas), Jesús Kocina, al término de la asamblea extraordinaria en la que la masa social respaldó con el 91,3% de los votos el acuerdo alcanzado con el grupo Ganax, S. L. De los 75 votos emitidos, 69 fueron afirmativos y solo seis se mostraron en contra del proyecto.

«A partir de ahora, a trabajar», explicó el presidente del club, «para desarrollar el acuerdo aprobado. Tenemos que plasmarlo y ejecutarlo. Hemos asegurado la viabilidad inicial, porque, de lo contrario, el futuro para nosotros sería muy complicado». Y es que hay algunas cuestiones muy urgentes a solucionar en el Chas y que, a partir de la rúbrica del acuerdo, correrán ya por cuenta de Ganax. Las principales son la reforma del local social y de la cafetería, que ya está apercibida de cierre por parte de Sanidad. Pero también el juicio que enfrenta a la sociedad con Chas Pádel y que le reclama hasta un millón de euros en caso de no llevarse a cabo el acuerdo que habían alcanzado a finales de 2013. Es más, durante la asamblea, Kocina explicó a los socios que «si ese contrato se aplica, nos condena a la desaparición. Acabamos de recibir un escrito de Chas Pádel que nos dice que va a entrar ya a hacer obras. Lo tenemos que impedir». Por eso, es de vital importancia para la sociedad que Ganax sea quien asuma cualquier negociación con Chas Pádel. Sobre este asunto, «a partir de ahora nosotros nos apartamos y que el juicio lo afronte Ganax. Nosotros no podíamos», indicó.

«Tranquilidad»

Lo cierto es que ahora parece que al Chas llega un periodo «de tranquilidad, pero tenemos que hacerlo lo mejor posible. Primero hay que hacer la segregación de la parcela de 19.000 metros cuadrados al costado de Albert Einstein y que está a punto de ser aprobada en el Ayuntamiento. A continuación, se procederá a esa compra-venta y a desarrollar todo el proyecto acordado. Para proceder a la firma hay un plazo de tres meses», dijo Kocina.

Pero será fundamental cómo se acometa el desarrollo del acuerdo con Ganax, una entidad que «está muy involucrada, después de comprar la parcela, y ya está aquí. Además, nos dan dinero para que adecentemos las instalaciones», explica el presidente. Eso sí, este acuerdo no cierra las puertas a la posible llegada en un futuro del Grupo Covadonga. Jesús Kocina indica que «Ganax puede negociar con el Grupo, el acuerdo no lo impide, ya que nosotros les cedemos la explotación de las instalaciones y ellos también lo pueden hacer. Eso sí, el contrato que tenemos con ellos no se puede cambiar. Ojalá que venga el Grupo», apuntó el presidente.

Pero esta opción tendría una consecuencia negativa para el Chas, que sería que la actividad hípica tendría que abandonar las instalaciones por cuestiones de salubridad y sería entonces la entidad grupista la que le tendría que conseguir una nueva ubicación.

Pocas veces una votación en el Chas se aprobó prácticamente por unanimidad, pero Jesús Kocina no se arroga ningún mérito al respecto. «Yo hago lo que tengo que hacer. Supone mucho trabajo y quebraderos de cabeza. A veces, hasta te cuestionas para qué. Pero el objetivo es que todo salga lo mejor posible, porque lo que quiero es que el Chas no desaparezca y que el deporte de la hípica tenga un impulso. Además, somos lo que queda en Asturias, más pequeñas entidades privadas».

Pero, ¿qué implica ese acuerdo con Ganax? Algunos socios consideran que es demasiado bonito para ser verdad. Además de la venta de los mencionados 19.000 metros cuadrados, el Chas le cede por 25 años, más otros 20 de prórroga, el resto de los terrenos del club menos los destinados a la hípica y al tiro. Los socios tendrán acceso a todas las instalaciones, con independencia de que en la zona que desarrolle Ganax se hagan nuevos socios o se cobre por su uso. Además, el grupo empresarial asumirá todas las obligaciones y derechos del contrato firmado con Chas Pádel en octubre de 2013 por el que se cedían terrenos para la explotación y gestión durante 25 años de las pistas de pádel. Ese acuerdo incluía una cláusula penal de hasta un millón de euros. El acuerdo aprobado ayer por los socios del Chas incluye que Ganax asumirá cualquier responsabilidad sobre este asunto.

Ganax ya ha destinado al Chas, que se encuentra en un proceso concursal, 2,5 millones de euros. Por eso, que este grupo empresarial esté ya tan comprometido con la entidad hípica es una garantía para los socios.

Cuentas aprobadas

En la asamblea de ayer también se informó que la masa social del club la componen 276 socios titulares, que llegan a los 472 con los familiares. En el año 2016 se registraron 49 bajas y 61 altas. Además, se informó de las cuentas del pasado ejercicio, que arrojaron un balance negativo de 294.269 euros. También se aprobó el presupuesto para este año, que asciende a 500.420,54 euros. Los ingresos más cuantiosos serán los procedentes de las cuotas sociales, que llegarán a los 216.743,39 euros, seguidos de los servicios de cuadras, por lo que se prevé recaudar un total de 141.741,17 euros.

En cuanto al capítulo de gastos, los más importantes son los destinados al personal, con 228.640,70 euros, seguidos de los servicios externos, con otros 71.014,29 euros y los eventos deportivos, con 66.994,55 euros. La previsión es que a final de año el Chas obtenga un beneficio de 9.508 euros.

Ahora sí que parece que el futuro del Chas está en claras vías de solución, después de numerosos proyectos que se quedaron en el camino y no menos polémicas entre los socios. Atrás quedó la llegada de Essentium con un proyecto millonario que planteaba un centro ecuestre de alto 'standing', pero la llegada de la crisis económica dio al traste con todo. Tampoco cuajaron los intentos del Grupo Covadonga para hacerse con el club hípico. Los grupistas siempre vieron en el Chas su zona de expansión natural, pero por unas causas o por otras nunca se llegó a un acuerdo. Y eso que se intentó por presidentes de ambas sociedades.

Fotos

Vídeos