Sombreros rojos en el prau de la fiesta de Contrueces

Asistentes a la sesión vermú en el prau de la fiesta de Fontaciera.
Asistentes a la sesión vermú en el prau de la fiesta de Fontaciera. / P. CITOULA

Los organizadores destacan la buena marcha de la venta de gorros solidarios contra el cáncer

LORETO BARBÓN GIJÓN.

El entusiasmo de los niños se apoderó del prau de la fiesta de Contrueces durante la yincana organizada ayer en el marco de las celebraciones de este barrio. «Fue estupendo ver que disfrutaban y se lo pasaban en grande», dijo Eduardo Diéguez, de la comisión de festejos, quien también destacó la cantidad de sombreros solidarios para la lucha contra el cáncer que pudieron verse en el prau de la fiesta. «Prácticamente todo el mundo compraba uno. La gente está muy concienciada y ver tantos sombreros rojos por el prau es un claro reflejo de ello», comentó el organizador, quien se sintió «encantado de poder colaborar con Asociación Española contra el Cáncer».

La exhibición de krav magá prevista para la mañana de ayer tuvo que ser aplazada hasta el lunes y los organizadores se aseguraron de que «este pequeño cambio en la programación no afectase a la buena trayectoria de las fiestas. Empezamos con las actividades infantiles antes de lo previsto y los niños salieron ganando con creces», indicó Diéguez.

Vega
Hoy:
misa (12 h.) y sesión vermú con baile asturiano (13.30).
Contrueces
Hoy:
vermú y comida (13 h.), tarde infantil (18 h.), payaso Tato (20 h.) y verbena con Assia (22 h.).
Fontaciera
Hoy:
misa (13), comida con fabada (14.30) y el payaso Tato (18 h.).

Los vecinos de Vega, por su parte, protagonizaron una concurrida cena vecinal en la que no faltó la tortilla de patata. «Había más de trescientos comensales apuntados y justo antes de la cena se celebró el concurso de tortilla, así que estamos hablando de una jornada muy gastronómica», comentó Xuan Pandiella, de la comisión de festejos de Vega, quien achacó al mal tiempo la menor afluencia de gente. «Hay menos personas porque orbaya de vez en cuando. Incluso tuvimos que retrasar un poco el pasacalles por la mañana», añadió Pandiella. «Se ven menos niños en los hinchables, pero el ambiente sigue siendo igual de bueno que ayer. Son unas fiestas muy entrañables», destacó.

En Fontaciera, las actividades para honrar a San Roque se centraron en una sesión vermú seguida de una gran corderada para coger fuerzas de cara a una tarde repleta de juegos infantiles y una misa. Por la noche llegó el turno de la música con una verbena amenizada por Laruelo Eventos.

Las actividades de las tres fiestas se retoman hoy, empezando por Vega con una misa a las diez de la mañana que dará paso a una sesión vermú a la una y media.

Contrueces también celebrará su sesión vermú, a la una de la tarde, a la seguirá una tarde de juegos infantiles. Además, el payaso Tato actuará a las ocho de la tarde, antes dar paso a una verbena con la orquesta Assia. En Fontaciera, el punto fuerte del día llegará tras la misa, con una comida compartida en el que el plato principal será la fabada.

Fotos

Vídeos