Sorprenden a un joven esnifando en la calle y le detienen por llevar catorce papelinas

R. M. GIJÓN.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía que hacían ronda en la zona de Fomento detuvieron a un praviano de 22 años acusado de estar vendiendo cocaína. En un principio, los policías se acercaron a él porque observaron que estaba junto a otros dos jóvenes consumiendo sustancias estupefacientes en la zona de acceso a los pantalanes. La idea era tramitar las correspondientes actas y multarlos por drogarse en la vía pública.

Sin embargo, al percatarse de la llegada de los uniformados, el praviano mostró «un nerviosismo excesivo», expresa la Policía en un comunicado. «Intenta utilizar su móvil y se va alejando poco a poco del lugar de la intervención», describe. Cuando se le ordena que se detenga, «intenta dar explicaciones a los policías mientras arroja disimuladamente al suelo dos bolsas de plástico de pequeño tamaño que empuja con el pie para aproximarlas a un contenedor portátil de basura». Los policías se percatan del intento y encuentran dentro de las bolsas las papelinas.

En vez de llevarse una multa, al praviano se lo detiene por un delito contra la salud pública, motivo por el cual ya tenía antecedentes en 2016.

Además de esta actuación, los agentes tramitaron el fin de semana 29 denuncias por consumo o tenencia de drogas, tres más por incautación de armas y otra por menosprecio a la autoridad.

Contra la droga también actuaron los profesionales de la Policía Local. Durante el fin de semana gestionaron cinco actas de intervención de estupefacientes y dos más por armas (una navaja y una pistola Táser). También se comunicaron a la Fiscalía de Menores cinco actas, dos de ellas por intoxicaciones etílicas severas de sendos adolescentes, y tres más por portar y consumir estupefacientes. Además, por las quejas vecinales fueron denunciados tres locales de hostelería en las calles Poeta Alfonso Camín, Hermanos Felgueroso y travesía del Convento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos