«Soterrar las vías hacia la zona oeste supone mejorar y coser la ciudad»

Javier Palacios, presidente de la asociación vecinal Pando, en el parque de Poniente para el que pìden mejoras./JORGE PETEIRO
Javier Palacios, presidente de la asociación vecinal Pando, en el parque de Poniente para el que pìden mejoras. / JORGE PETEIRO
Javier Palacios. Presidente de la asociación de vecinos Pando de Poniente

«Los terrenos de Naval Gijón suponen una oportunidad histórica y estamos intentando que se devuelvan a los vecinos con un uso mixto»

ÓSCAR PANDIELLOGIJÓN.

El ovetense Javier Palacios, de 45 años, hace ya tiempo que se asentó en Gijón junto a su familia por motivos laborales. Explica que dio el salto al mundo vecinal con la plataforma Villa de Ataulio, que hace dos años consiguió dar marcha atrás a la construcción de un macrocentro social en El Natahoyo. Un triunfo que, lejos de amainar su desempeño vecinal, le llevó a seguir el camino. «A partir de ahí nos propusieron integrarnos en la asociación. Y aquí estamos», explica con una sonrisa.

-Acumula ya más de un año y medio al frente de la asociación de vecinos, ¿cómo valora esta etapa?

-La cogimos viendo que había algunas cosas en las que se podía mejorar. En el aspecto de eventos, de obras a realizar... Queríamos darle un impulso y mejorar las cosas, que es a lo que nos dedicamos. Hasta el momento, estoy satisfecho.

-¿Qué papel tiene que jugar Poniente en el futuro de la ciudad?

-Ahora mismo, el barrio está en tierra de nadie y tiene que convertirse en un nuevo eje centralizador de Gijón. Es lo que pedimos.

-¿Aprovechando, por ejemplo, los terrenos de Naval Gijón?

-Nosotros tenemos claro que hay una oportunidad histórica para la ciudad y estamos intentado que esos terrenos se devuelvan a los vecinos con un uso mixto. Son espacios industriales sin actividad y todos los ejemplos internacionales dicen que la solución pasa por aprovecharlos para crear barrios dinámicos y activos. No hay que poner barreras entre la ciudad y el mar.

-Una barrera en forma de solar infrautilizado.

-Eso es. Gijón tiene, según los redactores del PGO, miles de metros cuadrados de suelo industrial sin uso. No entendemos que esos espacios ya diseñados sigan muertos de risa y, sin embargo, terrenos donde se puede coser la ciudad y se puede hacer barrio se utilicen para hacer un parque científico o un polígono industrial.

-¿Qué os responden desde el Consistorio?

-En un principio todo el mundo apostaba por el uso mixto, ya que nadie deseaba poner una barrera en un lugar así. Por eso cuando desde el gobierno cambiaron de posición no lo entendimos. Además, no se ha hecho un estudio real de empresas que quieran estar en un hipotético parque empresarial. Al Parque Científico de Cabueñes todavía le queda desarrollo y ya se quiere crear otro.

-Ahora se plantea soterrar las vías del tren hasta La Calzada, ¿lo ven con buenos ojos?

-El soterrar hacia la zona oeste supone mejorar la ciudad, ya que la cose y la integra. Es por lo que apostamos como asociación de vecinos. Es la obra de Gijón, la que va a cambiar su movilidad, la que va a dinamizar la ciudad y la que nos va a traer muchos años de trabajo a la gente asturiana. Es fundamental e importantísima.

-Otro de sus caballos de batalla es el estado del parque infantil situado frente a la playa.

-Llevamos varios años requiriendo que se dote de mayor equipamiento. En una zona que tiene el Acuario y el Talaso cerca y donde todos los fines de semana acude gente a patinar, no entendemos que solo cuente con cuatro columpios contados.

-¿Han optado por echar mano de los presupuestos participativos?

-Una propuesta que entró en los presupuestos participativos de 2016 fue el asfaltado de Juan Carlos I. Están las alcantarillas hundidas y el firme presenta un déficit muy grande. Estamos en octubre, se encuentra en estado de licitación y, a estas alturas, parece que no va a realizarse cuando la partida ya está asignada. Vemos la gestión de obras con preocupación.

-¿Son los festivales y festejos veraniegos un problema para los vecinos de Poniente?

-No, para nada. Esto lo tenemos muy claro. Tiene que haber ocio, tiene que ser una ciudad dinámica y se tienen que hacer cosas. Afortunadamente, Poniente tiene un espacio privilegiado para hacer cosas y estamos encantados de que los conciertos de la Semana Grande estén aquí, al igual que la Hoguera de San Juan y otras cosas. Pero tiene que haber control.

-¿Se refiere a la Semana Negra?

-No cabe en la cabeza de nadie que la época con más ambiente de la ciudad, la Semana Grande, sea la que menos problemas cause. Después sí, viene una entidad privada como la Semana Negra y se le permite todo. No somos nosotros, ya que ya ha estado en muchos sitios y en todos tienes jaleos, el problema es el evento.

-¿Y qué problemas denuncia?

-Es un evento que recibe subvenciones públicas directas e indirectas, ya que tienen limpieza, gastos de terreno, servicios extraordinarios de Bomberos y Policía Local... En la última reunión nos dijeron muy claro que se podían hacer cosas, como modificar las zonas de ocio y la instalación de escenarios, mejorar la insonorización de los locales, enfocar los altavoces a otros sitios, mejorar la seguridad... Pero de eso nada. Tiene una patente de corso que no entendemos.

Fotos

Vídeos