Suspenden el juicio al hombre acusado de agredir sexualmente a su casera porque ésta no compareció

La Fiscalía pide para él cinco años y medio de prisión y una indemnización a la víctima de 2.000 euros por los daños morales y 40 euros por las lesiones

EUROPA PRESS

El juicio contra el hombre acusado de abusos sexuales e intento de agresión sexual a una mujer que le tenía alquilada una habitación ha quedado suspendido al no comparecer en la vista oral la víctima, ha explicado el abogado de la defensa a los medios de comunicación, José Manuel Graña.

Durante la sesión celebrada este jueves en la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias con sede en Gijón, a puerta cerrada, ha declarado el acusado y también un policía, mientras que la vista quedó suspendida hasta el próximo 2 de noviembre, cuando nuevamente se citará a la supuesta víctima. Esta es la segunda vez que se suspende este juicio, ya que en marzo pasado no pudo celebrarse por indisposición del abogado de la defensa.

La Fiscalía pide el acusado cinco años y medio de prisión y el pago de una multa de dos meses con cuota diaria de diez euros, así como el abono de una indemnización a la víctima de 2.000 euros por los daños morales y 40 euros por las lesiones y al Sespa con la cantidad que se determine en ejecución de sentencia por los gastos médicos prestados, así como el abono de las costas procesales.

De acuerdo al relato fiscal, el procesado tenía alquilada una habitación en la vivienda de la víctima, en Gijón, y desde el primer día de su estancia en la misma, a finales de marzo de 2016, venía haciendo a la mujer proposiciones para mantener relaciones sexuales, a las que acompañaba con tocamientos, pese a que ella le hizo saber que no quería tener ningún tipo de relación con él.

Dada su insistencia, la mujer le pidió, el 2 de abril de ese año, que recogiera sus cosas y abandonara la casa, lo que motivó una discusión, durante la cual el procesado la amenazó y se fue. No obstante, regresó sobre las 22.00 horas y cogió a la mujer por la pechera del pijama. Se inició entonces un forcejeo en el que el procesado la cogió por el pelo y le dio un bofetón, arrastrándola hacia la habitación.

La mujer consiguió escapar con sus dos hijos, de 9 y 11 años, hasta el portal, donde fue asistida por la Policía. La víctima sufrió lesiones de las que se curó con una primera asistencia médica. El procesado tiene antecedentes penales por delitos de violación y abusos sexuales, susceptibles de cancelación en razón de su antigüedad.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito continuado de abusos sexuales de los artículos 181.1 y 74 del Código Penal, de un delito de agresión sexual en grado de tentativa de los artículos 178, 179, 16 y 62, y de un delito de lesiones del 147.2.

En concreto, solicita dos años de cárcel por el delito continuado de abusos sexuales y tres años y medio por el de agresión sexual en grado de tentativa, mientras que por el delito de lesiones pide dos meses de multa con cuota diaria de diez euros.

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos