«Por su tamaño, Gijón necesita entre 120 y 150 policías locales más»

Ildefonso Rodríguez del Río, secretario general del Sindicato Independiente de Policía Local de Asturias, en Campo Valdés.
Ildefonso Rodríguez del Río, secretario general del Sindicato Independiente de Policía Local de Asturias, en Campo Valdés. / D. MORA
Ildefonso Rodríguez del Río, secretario general del Sindicato de Policía Local (Sipla)

«Ganaríamos todos si los ayuntamientos sacasen convocatorias anuales y hubiera una prueba única de acceso, como en cualquier otra oposición»

PALOMA LAMADRID GIJÓN.

Tomó el relevo de Jesús Villa como secretario general del Sindicato Independiente de Policía Local de Asturias (Sipla) en enero. Una tarea nada fácil que Ildefonso Rodríguez del Río (Gijón, 1982) afronta con una meta muy clara: desarrollar la Ley de Coordinación de Policía Locales de 2007 además de otros muchos más objetivos a largo plazo.

-Lleva casi seis meses en el cargo. ¿Cuál es su balance?

-Aún es pronto para hacer balance, nos quedan unos cuantos retos por conseguir. De momento, algo que ya se había empezado antes y ahora parece que está dando sus frutos es el adelanto de la jubilación anticipada, cuyo borrador (del real decreto) salió el 30 de junio. No es exactamente como se venía acordando en las reuniones que se mantuvieron con el Ministerio del Interior, pero ya es un hecho y solo queda su aprobación y entrada en vigor.

-¿En cuánto rebaja la edad de jubilación?

-En principio, entre cinco y seis años, dependiendo del tiempo de cotización. Estaríamos hablando de una jubilación a los 60 o los 59 años. Lo que sucede es que este borrador establece un mínimo de 37 años de cotización para acogerse a la jubilación voluntaria, aunque deja una puerta abierta a que se puedan contabilizar servicios prestados, no solo en la entidad local, sino también en la función pública. De hecho, dejan abierto el campo a lo que va a suceder más adelante porque es posible que las jubilaciones no vayan a tener lugar a los 65, como hasta ahora. Se prevé que, en términos generales, nos vayamos a jubilar más tarde. El propio borrador establece que la edad de jubilación será la que esté vigente en ese momento y a la que se aplicará la reducción.

-En Gijón y el resto de Asturias, las plantillas de la Policía Local están muy envejecidas. ¿Es algo general en todo el país?

-Sí. Venimos de unos años de crisis, en los que se congelaron sueldos y se redujo el poder adquisitivo. Respecto a las plazas, hubo períodos en los que se amortizaron puestos de policías locales y luego, con el real decreto, lo que se hizo fue establecer una tasa de reposición del 100%. Pero, claro, sacar una oferta de empleo público conlleva mucho tiempo: hay que presupuestarlas, tener el montante y emitir un informe al Ministerio de Empleo para demostrar la solvencia. Entonces, se dilata muchísimo la convocatoria. Sin ir más lejos, en el Ayuntamiento de Gijón, las últimas convocadas corresponden a las jubilaciones de 2015. Han tardado dos años en salir.

-¿Gijón cumple la ratio de agentes recomendada con la tasa de reposición?

-No. En esta ciudad, ya partimos de menos efectivos porque no cumplimos con el protocolo que establece la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias) ni la directiva europea en cuanto a la ratio por mil habitantes, que es de 1,5 y 1,8, respectivamente. En Gijón, estamos en torno al uno, escaso. Es decir, un policía local por cada millar de habitantes. Es muy baja. Además, la media de edad de la plantilla gijonesa es de cincuenta años, por lo que se prevé que va a haber una 'estampida'.

-¿Cuántos policías se necesitan?

-Para cumplir con las ratios recomendadas, tendríamos que ser entre 420 y 450 efectivos. Y somos 300 y poco, así que necesitaríamos entre 120 y 150 más. Somos una gran ciudad y esto es algo preocupante.

-Estamos en verano, época de eventos multitudinarios. ¿La Policía Local está preparada para dar una respuesta adecuada?

-Espero que sí. Tenemos que cubrir todos los eventos con los efectivos que tenemos, como hasta ahora. Es cierto que tenemos más dotaciones para algunos de ellos, sobre todo por la amenaza del terrorismo islámico. Se nos dotó recientemente de las New Jersey, unas barreras que se utilizan para evitar que vehículos irrumpan en zonas con gran aglomeración de personas con el objetivo de causar el mayor daño posible.

-Cuando accedió al cargo, señaló que uno de sus objetivos era lograr que se desarrollen las normas marco de la Ley de Coordinación de 2007. ¿En qué punto está?

-Estamos en las mesas de coordinación con la Consejería de Presidencia porque queremos que se homogeneice todo y esas normas marcos empiecen a andar. Esa Ley de Coordinación fue aprobada en el año 2007, han pasado diez años y aún no se han desarrollado.

-¿Qué efectos tendría?

-Con esto, toda la Policía Local de Asturias podría ir uniformada de la misma forma y estar casi igual dotada: con los mismos vehículos y rotulaciones. Y, sobre todo, daría homogeneidad al acceso. Ganaríamos todos si se sacasen convocatorias prácticamente de manera anual, poniéndose de acuerdo los ayuntamientos asturianos. Y hacer una prueba única para todos y, a razón del número que saques, puedas escoger destino, como pasa en cualquier otra oposición.

Fotos

Vídeos