Los técnicos aconsejan a Fomento vaciar el túnel del metrotrén para supervisarlo mejor

Una de las personas que burlaron la seguridad de la instalación, en el túnel inundado. / E. C.
Una de las personas que burlaron la seguridad de la instalación, en el túnel inundado. / E. C.

Calculan que la inundación podría ser completa en tres años y siete meses, exigiría buzos para la inspección, y daría malos olores

RAMÓN MUÑIZ GIJÓN.

Durante seis meses los especialistas de la empresa Axil han auscultado los 3,9 kilómetros del túnel del metrotrén, verificando el estado de sus dovelas, juntas, el agua que entra, la evolución de los terrenos colindantes. En febrero entregaron su informe definitivo al Adif, la sociedad pública que gestiona la instalación por encargo del Ministerio de Fomento. Concluyen que las filtraciones de agua al interior del tubo son lentas pero continuas, con un caudal estimado en menos de 1,2 litros por segundo.

De mantenerse el ritmo, calculan que la inundación completa de la instalación se produciría en tres años y siete meses, según indican desde Adif. Es decir, a finales de 2021. Eso sí, matizan que es solo una hipótesis y que existen incertidumbres que impiden afirmarlo de forma taxativa. «No se puede asegurar que el túnel se llene por completo pues en cualquier momento podría llegar a un equilibrio hídrico» con las bolsas de agua subterránea que ahora le ceden su caudal, apunta el documento.

Conocer la fecha probable de llenado era una de las incógnitas que Adif le pidió resolver. Otra era determinar si había perjudicado a la infraestructura o a los edificios en superficie la dinámica iniciada en 2014, cuando se dejó de bombear el agua que entraba en el túnel y, en consecuencia, éste empezó a anegarse.

«No se observa en la inspección daños relevantes en el revestimiento de las dovelas, y por tanto alteraciones estructurales», responden los especialistas. El hormigón armado de las piezas que componen el tubo (las dovelas) reparte bien las tensiones y aguanta, salvo algunos desconchones. El agua, eso sí, habría acelerado el proceso de oxidación de algunos elementos y se recomienda por ejemplo la sustitución de una barandilla.

Más información

Para averiguar la evolución del subsuelo que rodea al tubo los profesionales se sirvieron de «una gran cantidad de dispositivos de control piezométrico» instalados en su día para controlar la marcha de este túnel abierto en un entorno urbano.

Los datos indican que el nivel piezométrico de la zona, es decir, el punto a partir del cual comienza la presencia de agua subterránea, tampoco se ha deprimido como consecuencia de las filtraciones. «En la zona de la avenida de la Costa hay variaciones mínimas a lo largo del tiempo y no se puede hacer correlación» ni con la temporada en la que los bombeos de agua funcionaron, ni cuando pararon. Consecuencia de todo ello es que «no se esperan daños estructurales ni afecciones», asevera el estudio de Axil.

Despejadas las consecuencias de la situación actual, el consultor afrontó el que quizás era el principal interrogante: ¿Y ahora qué? ¿Conviene seguir dejando que el agua entre dado que sus perjuicios son mínimos, o debe Adif ponerse manos a la obra para vaciar el tubo, como reclamaron en marzo Foro y Xixón Sí Puede a modo de «prueba de fe» del compromiso de Fomento con el plan de vías?

«Si solo se tuvieran en cuenta aspectos económicos, la recomendación es el llenado» del túnel, permitiendo que alcance un equilibrio hídrico con su entorno, exponen los técnicos. De seguir esta vía, «no se esperan daños estructurales ni afecciones» al entorno, recalcan los consultores.

«Un mejor conocimiento»

Reparar las bombas de achique y el circuito eléctrico, hacer un proyecto para el vaciado, y seguir pagando el funcionamiento de la instalación es «la solución menos favorable económicamente, ya que precisa de inversión» y planificación, oponen. Sin embargo «técnicamente es la más adecuada porque facilitaría un mejor conocimiento» del túnel y su evolución. Son datos que robustecerían «la planificación ferroviaria» que propone el nuevo plan de vías.

El llenado de agua presenta además inconvenientes «de posibles malos olores» y dificulta las inspecciones a la infraestructura, algo que solo podría realizarse con buzos o robots especializados en la tarea.

En definitiva, toda opción entraña sus ventajas y perjuicios, pero con un plan de vías que acaba de desbloquear el reparto de la financiación entre los socios y tiene un esquema de planificación que seguir, el consejo técnico es revertir una situación cuyo origen está en 2014.

En aquel año a la empresa que venía encargándose del mantenimiento del túnel se le terminaba el contrato y advirtió a Fomento de que la instalación que dejaba atrás estaba averiada. Una de las bombas de achique no funcionaba y había problemas en el circuito eléctrico. El agua entraba y seguiría haciéndolo si nada se hacía.

Es la etapa de Ana Pastor al frente del ministerio. En 2015 sus técnicos elaboraron un informe admitiendo que «la alternativa de abandonar el túnel, sin reponer sus instalaciones, resulta bastante atractiva desde el punto de vista económico» y mostrando la situación en un gráfico similar al reproducido en estas páginas. Aquel texto reconocía incertidumbres sobre cuánto tardaría el llenado o cómo reaccionaría el subsuelo que rodeaba el tubo, pero como no existía en el horizonte un impulso al plan de vías, la administración terminó dejando que las aguas siguieran su camino.

La llegada al departamento del ministro Íñigo de la Serna abrió una etapa distinta. Se le pidió un plan, fechas e inversión y las puso sobre la mesa, en una visita a la ciudad el pasado mes de junio. Aquel primer esquema exigía unos 500 millones que, prolongaba el túnel hasta Cabueñes pero no por La Calzada. Tras las discusiones de rigor, los socios acordaron el viernes el reparto de una factura que llega a los 814 millones y sí contempla los trabajos en la zona oeste. Ciudadanos por cierto solicitó ayer una reunión del Consejo Social para analizar el nuevo convenio. La planificación avanza y todo apunta a que la primera actuación concreta pasaría por ese vaciado progresivo del tubo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos