«No tengáis temor a equivocaros»

El público abarrotó la sala donde se celebró el acto de entrega de diplomas a los 552 egresados de la EPI. / DANIEL MORA
El público abarrotó la sala donde se celebró el acto de entrega de diplomas a los 552 egresados de la EPI. / DANIEL MORA

El rector insta a los 552 egresados de la EPI a hacerse valer en un sector «globalizado» | Juan Carlos Campo, director de la Escuela, reclamó a la Universidad «una digitalización profunda» del centro

PABLO SUÁREZ GIJÓN.

«La recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado». Con esta cita de Gandhi comenzaba su intervención el rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, con la que reconocía el trabajo realizado por los 552 alumnos de las diferentes ramas de ingeniería que ayer se graduaron en un acto marcado por la ausencia de Daniel Rodríguez Prieto, alumno fallecido de la EPI del que nadie quiso olvidarse en la que hubiera sido su graduación.

Algunos de estos licenciados se incorporarán a un mercado laboral «globalizado» que exigirá de ellos su mejor versión y colocará en constantes retos y desafíos personales. «No debéis tener temor a equivocaros. Tendréis incontables oportunidades para demostrar lo que habéis aprendido durante estos años», recordaba el rector, quien también destacó el gran esfuerzo que realizaba la Universidad para crear una oferta educativa adaptada a las necesidades del mercado.

Juan Carlos Campo, director de la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón, aprovechó su intervención para formular una serie de peticiones a la Universidad de cara a que la EPI se consolide como un referente de escuela moderna. «No pedimos una apuesta de la innovación por el simple hecho de innovar, sino con el fin de resolver problemas», puntualizó.

Más información

El director de la EPI centró sus peticiones en la «necesidad» de una digitalización profunda del centro. «Necesitamos dotarnos de las herramientas adecuadas y estar a un nivel de gestión acorde con la industria 4.0», reclamó. También expresó la necesidad de «una apuesta firme por la innovación en la docencia», que afirmó, pasan por modernizar los laboratorios de prácticas.

Otro de los temas sobre el que incidió el director de la EPI fue la creación de nuevas titulaciones y la modificación de la formación dual. «Son temas que, atendiendo a las necesidades de nuestro entorno, deben ponerse inmediatamente encima de la mesa», afirmó.

Campo, que recordó la efemérides de los 40 años el inicio de la titulación de ingeniería industrial, también aprovechó para instar al Gobierno regional a asumir un papel de liderazgo para cohesionar Universidad y sociedad. «Tenemos en ciernes el Grado en Ciencia e Ingeniería de Datos. Es una buena oportunidad para demostrar ese papel».

Una relación entre Universidad y Principado tirante durante la negociación para crear el Grado en Ingeniería de Organización Industrial, ya aprobado. «Quiero agradecer a todo aquel que participó de este proceso, que se solucionó gracias al diálogo», afirmó Campo, dirigiéndose al rector y a Manuel Capellán, director de Enseñanzas Profesionales. Cristina Valdés, directora general de Universidades, avisó ayer mismo de su no asistencia al acto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos