El tiro como pasión y profesión

Los policías locales de reciente incorporación, durante el examen de tiro. / PALOMA UCHA
Los policías locales de reciente incorporación, durante el examen de tiro. / PALOMA UCHA

El policía local Juan Sánchez representará a España en el mundial de escopeta | «La práctica de este deporte permite desarrollar recursos técnicos y psicológicos para enfrentarme a situaciones complicadas»

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

Juan Sánchez Gutiérrez ha conseguido hacer de su profesión, su pasión. Y viceversa. Este subinspector de la Policía Local de Gijón participará el próximo mes de junio representando a España en el III Shotgun World Shoot, el campeonato mundial de tiro con escopeta que tendrá lugar en Chateauroux, en Francia, y que enfrentará a los mejores tiradores de todo el planeta.

«Es la primera vez que voy a un mundial y estoy muy motivado, voy con muchas ganas, espero dejar a España en un buen lugar», comenta este agente que lleva 32 años de servicio y que en la actualidad es instructor de tiro de la Policía Local, junto al intendente José Antonio Serna.

Mientras espera a que llegue la cita, se entrena en el campo de tiro de Ensidesa, donde también hacen prácticas las nuevas incorporaciones del Área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento y el resto de agentes, que dos veces al año están obligados a hacer prácticas para que no se olviden del manejo de las armas. «Entreno muchas horas, pero que no se piense la gente que es solo tirar a una diana, se hacen muchas prácticas 'en seco' y de estrategia, de pensar y poner en práctica los movimientos...», señala.

«De pequeño ya me gustaban las pistolas, las carabinas de perdigones y esas cosas de los niños de antes», rememora. Sin embargo, no fue hasta su acceso a la Policía Local en 1986 cuando tuvo un contacto más directo con las armas. Y eso que su primer interés fueron los perros. Fue uno de los fundadores de la Unidad Canina y años después pidió el traslado al 092, al servicio de seguridad ciudadana y patrullaje. «Al final, lo que empezó siendo algo profesional acabó derivando en algo personal», señala.

«No solo se valora la puntería, también la velocidad y la precisión, es un conjunto para el que hay que desarrollar habilidades y técnicas», considera. Dentro de dos meses y medio se batirá con los más destacados tiradores de escopeta deportiva procedentes de lugares tan remotos como Tailandia, Perú, Estados Unidos y Colombia. Además de Juan Sánchez Gutiérrez, otros ocho españoles competirán en el mundial: cuatro de Madrid, tres de Cantabria y uno de Pamplona.

«Un deporte caro»

«Es un deporte caro, no está subvencionado y solo en un entrenamiento te puedes gastar 25 euros en munición, a lo que hay que sumar desplazamientos y demás», dice este agente, quien asegura que su afición le ha servido a la hora de desarrollar su trabajo. «La práctica del tiro deportivo hace que tengas más recursos psicológicos a la hora de enfrentarte a un momento complicado, disciplina y también de manejo de las armas, porque el tiro no es solo hacer diana, engloba muchas otras cosas adyacentes», resume.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos