«El 'Titanic' tuvo muchos héroes»

La maqueta del barco sorprende, especialmente a los niños, por su tamaño y sus detalles. / AURELIO FLÓREZ
La maqueta del barco sorprende, especialmente a los niños, por su tamaño y sus detalles. / AURELIO FLÓREZ

Las historias de quienes se sacrificaron por sus seres queridos cautivan al público | El presidente de la fundación califica de «éxito absoluto» la acogida de la exposición en los Jardines del Náutico

LAURA CASTRO GIJÓN.

«El 'Titanic' tuvo muchos héroes. No se trata de personas valientes, sino de gente que prefirió morir junto a sus seres amados que subirse a un bote y vivir sin ellos». Jesús Ferreiro Rúa, presidente de la fundación 'Titanic', está convencido de que el principal atractivo de la exposición instalada en los Jardines del Náutico hasta el 7 de enero, es su carga emotiva y asegura que desde la llegada a Gijón, la muestra ha sido un «éxito absoluto». De hecho, batieron el récord de asistencia en un solo día de toda la gira con 1.863 personas.

Quienes la visitan se trasladan a 1912, cuando valores de la época como la caballerosidad, el respeto y la valentía cotizaban muy alto, pero cuando también existían claras diferencias entre ciudadanos de primera, segunda y tercera clase.

«Ha sido muy triste darme cuenta de hasta qué punto importaba entonces la diferencia de estamentos sociales. Estamos hablando de que no se salvó ni una sola persona de tercera clase, es tremendo», señaló Isabel Nogueiro. Esta gijonesa visitó la exposición junto a su marido, Guillermo Garrido, y su hijo Sergio, de siete años, que quedó fascinado con la maqueta del barco. «¡Qué pasada!», exclamó al verla. «Es enorme y tiene muchos detalles. Me parece chulísima», apoyó la pequeña Aitana Moltilla, quien acudió a los Jardines del Náutico con su madre, Irene García, y con su hermano Héctor para hacer frente al mal tiempo con una actividad «interesante y sorprendente». Una borrasca que, no obstante, obligó al cierre temprano de la exposición durante la tarde de ayer por «motivos de seguridad».

Más de 7.000 visitantes

A pesar de la incesante lluvia y las rachas de vientos, numerosas personas acudieron en la mañana de ayer a los Jardines del Náutico para revivir las historias de quienes estaban a bordo del 'Titanic' en abril de 1912. Decisiones como la del matrimonio Strauss, que decidió enfrentar la tragedia juntos, atados por los pies con una toalla para que sus cuerpos fueran encontrados a la par, o el de los músicos que no dejaron de tocar durante el hundimiento en el que 1.513 personas perdieron la vida. Relatos que ya han cautivado a más de 7.000 visitantes, según detalla la fundación, desde que se inauguró la exposición el 1 de diciembre.

En cambio, otros visitantes prefieren quedarse con «el punto de vista más riguroso», como Nicolás Franklin. Este francés que reside en Gijón desde hace diez años, asegura que lo más impactante de la exposición es «saber que el 'Titanic' en realidad no se hundió por la fuerza del impacto con el iceberg sino porque escatimaron demasiado en los remaches del barco». Según Franklin, la muestra ofrece «una visión más realista. Emotiva, pero verídica».

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos