«La tonada tiene tanto arraigo en Cantabria porque el folclore no entiende de fronteras»

Vanesa Fernández se impuso en su estreno en Asturias.
Vanesa Fernández se impuso en su estreno en Asturias. / E. C.
Vanesa Fernández Ganadora en la categoría de voces nuevas

La intérprete valora su paso por el XXXVII Concurso de Canción Asturiana como una «experiencia de lo más enriquecedora y positiva»

LORETO BARBÓN GIJÓN.

El folclore ha formado parte de su vida desde pequeña. Quizás esa sea la razón por la que Vanesa Fernández (Solares, 1990) ha convertido su pasión en su oficio, pues actualmente imparte clases de música tradicional cántabra a niños y mayores. La proximidad con Asturias fue la mejor vía de acceso a la tonada, un género que enseguida enganchó a la solariega, quien regresó a su tierra como ganadora en la categoría de voces nuevas del Concurso de Canción Asturiana organizado por EL COMERCIO.

-Primer debut en Asturias y primera victoria. ¿Cómo se siente?

-Todavía no se me ha pasado la sorpresa. No me esperaba ganar, en absoluto. Aunque sí que es cierto que tengo trayectoria sobre los escenarios, esta era la primera vez que participaba en un concurso en Asturias y aquí el folclore está muy cuidado. Eso impone mucho respeto.

-¿Cómo descubrió la tonada?

-Es un género que tiene bastante arraigo en Cantabria. La verdad es que, al principio, no conocía mucho acerca de la canción asturiana porque lo que yo cantaba eran montañesas cántabras. Pero, como en el folclore nos conocemos todos, mis compañeros empezaron a darme ánimos para apuntarme a clases de tonada en Suarías. Y eso hice. Empecé en diciembre del año pasado.

-¿Entonces fue como empezar de cero con la canción asturiana?

-Casi por completo. Tengo la suerte de que Asturias y Cantabria están muy cerca y, además, el folclore no entiende de fronteras. Por eso la tonada tiene tanto arraigo en mi tierra, pero todos los que han cantando un poco 'decente' se han ido a Asturias. De hecho, en la categorías de voces nuevas, el primero, segundo y cuarto puesto los ocupan cantantes de Cantabria.

-¿Qué es lo que más le ha llamado la atención del folclore asturiano?

-Siempre me ha gustado conocer la tradición de las comunidades más cercanas: Castilla, Asturias, Galicia y demás. Sin embargo, no sabía a penas nada de la canción asturiana, pues yo empecé en el canto montañés, aquí en Cantabria, porque mi padre canta. Pero, más allá de la pandereta, no conocía mucho folclore asturiano. Me ha sorprendido mucho la pasión y total entrega que se tiene aquí por la cultura y la tradición. Todo está muy cuidado por parte de quienes se dedican al folclore en Asturias. Lo han demostrado ante el público de la plaza Mayor.

-¿Impone mucho subirse a ese escenario?

-A mí sí, porque era la primera vez que iba a cantar tonada con oyentes asturianos y no podía compararlo a cantar montañesas, que lo llevo haciendo toda la vida. Con la tonada llevo seis meses y la gaita me daba miedo, pues nunca había cantado acompañada de este instrumento.

-¿También se estrenó en canto con gaita durante el concurso?

-Podríamos decir que sí, porque solo había ensayado tres veces con Belén Arboleya. La verdad es que los compañeros fueron excepcionales. Cuando llegué a Gijón me sentí arropada desde el primer momento. Son todos muy amistosos y eso se agradece cuando eres nueva.

Fotos

Vídeos