«Trabajo para desbloquear la situación», dice Moriyón tras el plante de los vecinos

Aurelio Martín y Adrián Arias reclamaron ayer que se informe sobre el plan de vías al consejo social. /  FLÓREZ
Aurelio Martín y Adrián Arias reclamaron ayer que se informe sobre el plan de vías al consejo social. / FLÓREZ

I. V. GIJÓN.

Después de que federación de asociaciones de vecinos de la zona urbana (FAV) se negara a plantear propuestas de inversión para los presupuestos de 2018, argumentando que «no sería inteligente sumar más proyectos cuando existen innumerables incumplimientos», la alcaldesa, Carmen Moriyón, aseguró ayer que su gobierno «está trabajando para desbloquear esta situación». Explicó que la próxima semana informará del estado de 138 obras comprometidas, detallando su grado de ejecución o, según el caso, en qué punto de tramitación se encuentra.

A mediados de agosto Moriyón tuvo un encuentro con el presidente de la FAV, Adrián Arias, durante el cual ya dio cuenta de la situación de las diferentes inversiones aprobadas en el marco de los presupuestos participativos de 2017, bien a través de la votación popular o por acuerdo de los consejos de distrito. Algunas de las más pequeñas ya están ejecutadas, como el apantallamiento vegetal de la zona de juegos del parque de Moreda o la instalación de vallas protectoras para peatones en la intersección entre las calles de Quevedo, Anselmo Solar y Poeta Ángel González. Pero quedan muchas más, así como las inversiones más cuantiosas: unas pasarela ciclopeatonal sobre la Ronda para acceder a Nuevo Roces (600.000 euros), aún sin licitar; el desdoblamiento de la pasarela de Lloreda (400.000 este año y 900.000 en total), también pendiente de publicación; la renovación del asfaltado de Juan Carlos I (400.000), licitada pero sin adjudicar; o la extensión hasta Pablo Iglesias del plan de modernización del alumbrado de La Arena (400.000), en fase de presentación de ofertas.

Soterramiento de las vías

Por otra parte, IU y la FAV reclamaron ayer que se reúna la comisión sobre plan de vías del consejo social para informar sobre los últimos cambios en torno a este proyecto y, fundamentalmente, presionar desde este órgano para lograr que el soterramiento llegue «al menos hasta La Calzada, y si es posible hasta Veriña, para que la zona oeste no siga 'bunkerizada'. Y si no se nos escucha, nos haremos oír».

Fotos

Vídeos