El Tribunal Supremo rechaza indemnizar a un paciente diabético amputado

O. SUÁREZ GIJÓN.

La sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo ha desestimado el recurso presentado por un paciente diabético gijonés que reclamaba 30.379 euros a la Consejería de Salud y Servicios Sanitarios del Principado por una supuesta mala praxis del tratamiento de la infección en un pie, que derivó en la amputación de cinco dedos.

El máximo órgano judicial le da la razón a los médicos que atendieron al demandante y consideran que actuaron de forma correcta. El paciente manifestaba que había acudido a su centro de salud de referencia para ser tratado de unas úlceras en el pie derecho. La enfermera le quitó la uña del pie. Días más tarde en el servicio de cirugía vascular del Hospital de Cabueñes comprobaron que padecía una infección severa que obligó a amputarle el mismo dedo. Los meses posteriores les siguió la amputación del resto de los dedos del pie. La Justicia señala que «no se aprecia nexo causal entre la atención en el centro de salud y el proceso infeccioso».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos