Triunfa la conspiración de Santa Olaya

El arzobispo y el párroco de Santa Olaya colocan la primera piedra ante fieles y vecinos.
El arzobispo y el párroco de Santa Olaya colocan la primera piedra ante fieles y vecinos. / PALOMA UCHA

El arzobispo interpreta las quejas de fieles por algunos traslados de curas como «señal de cariño sincero a nuestros sacerdotes» Sanz Montes recuerda la presión parroquial al poner la primera piedra del nuevo templo

E. C. GIJÓN.

El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, contó ayer, al bendecir y colocar la primera piedra del que será nuevo templo de la parroquia gijonesa de Santa Olaya, que en su primera visita a Gijón como rector de la Iglesia asturiana, hace ahora siete años, detectó lo que calificó como «conspiración» de los fieles que le hizo comprender la necesidad de afrontar la construcción ahora iniciada. Fue, dijo el prelado, al final de una misa en la parroquia de San José, cuando algo más de una veintena de fieles de El Natahoyo, con su entonces párroco de Santa Olaya, Antonio Nistal, al frente, se acercaron uno a uno a saludarle y aprovecharon la oportunidad para reivindicar el nuevo templo.

Siete años más tarde, Antonio Nistal es el ecónomo de la diócesis, es decir, el administrador. Y el entonces recién llegado arzobispo felicitó a los 'conspiradores' por el triunfo alcanzado al vivir un momento «por el que habéis esperado mucho tiempo, empujando para que pudiera ser posible».

Cerca de un centenar de personas fueron testigos del acto. Entre ellos se encontraban, además del actual párroco de Santa Olaya, Fernando Díaz, y de sus fieles, el vicario episcopal de Gijón-Oriente, Adolfo Mariño; el arquitecto que dirigirá la obra, José María Cabezudo, y responsables de la empresa constructora. El Ayuntamiento y la Asociación de Vecinos Atalía estuvieron representados, respectivamente, por su concejal de Mantenimiento y Obras de Infraestructuras, Manuel Arrieta, y su presidente, Álvaro Tuero.

También formó parte del protocolo un recuerdo a dos hitos en la vida de la parroquia de Santa Olaya: el acta de fundación, el 4 de diciembre de 1993, y la fecha de febrero de 2009, cuando se otorgó la autorización para utilizar el nombre de Santa Olaya, en vez del Santa Eulalia original, por resultar más popular en Asturias y, especialmente, en la zona Oeste de Gijón.

Bandera, sidra y Sporting

Como es tradicional, en la urna introducida en la simbólica primera piedra de la nueva iglesia de El Natahoyo entró un poco de todo lo que es emblemático en la tierra que la albergará y el momento actual. Desde la bandera de Gijón entregada por el Ayuntamiento, hasta una botella de sidra que, al parecer, alguien llevó en el último momento, pasando por una insignia del Sporting que aportó el capellán Fernando Fueyo y un ejemplar de los periódicos locales del día. Cupo en aquella urna el pasado y el presente de El Natahoyo como primera piedra sobre la que desarrollar un proyecto de futuro, aunque «lo más importante -dijo el obispo- es que nos descubramos nosotros como piedras vivas».

En otro orden de cosas, Sanz Montes indicó que todavía quedan algunos cambios por hacer, «menos importantes» en la organización de la Iglesia asturiana, e interpretó las quejas de fieles por algunos traslados de curas como «señal de cariño sincero a nuestros sacerdotes». En cuanto a la petición de un obispo auxiliar para la archidiócesis de Oviedo, Sanz Montes sigue sin noticias de Roma, pero detecta que, «si bien Oviedo, desde que es archidiócesis, siempre ha contado con un obispo auxiliar, no es tan frecuente que ahora los concedan».

Fotos

Vídeos