Los últimos consejos del príncipe Abdeladid

El príncipe Abdeladid estuvo con los más pequeños, ayer, en Quinta La Vega. / DAMIÁN ARIENZA
El príncipe Abdeladid estuvo con los más pequeños, ayer, en Quinta La Vega. / DAMIÁN ARIENZA

El infante regaló caramelos en Quinta La Vega y recordó: «Sed buenos, comed frutas y verduras, haced los deberes...»

ANA SOLÍS GIJÓN.

«¡Buenas tardes a todos! Vengo de un viaje muy largo, pero estoy muy contento de estar en Gijón». De esta manera el Príncipe Abdeladid, vestido con suntuosos ropajes y escoltado por sus dos pajes, saludó al más de medio centenar de niños que ansiosos aguardaban ayer su llegada en Quinta La Vega.

La espera mereció la pena. El infante recogió en un enorme cofre las cartas de los más pequeños y se convirtió en el emisario perfecto para hacer llegar las peticiones a los Reyes Magos, quienes esta tarde desfilarán en carrozas por la ciudad. A cambio, dio a cada uno de los asistentes un puñado de caramelos y los mejores consejos: «Sed buenos, comed frutas y verduras, haced los deberes, no tengáis miedo, portaos bien con los papis», recomendó Abdeladid.

Acompañados por padres, abuelos, hermanos, amigos y tíos, Enol, Lucía y Pablo fueron algunas de los que se acercaron a hasta Quinta La Vega. Después de posar junto a Abdeladid, le transmitieron sus peticiones: «Quiero un coche teledirigido», dijo el primero. «Yo un instrumento para tocar música», continuó ella. Pablo especificó un poco más: «Un camión o un barco pesquero grande para poder jugar en casa con ellos».

Otros acudieron desde diferentes puntos de España solo para ver a su príncipe favorito. Fue el caso de Rodri, quien, desde Quintanilla del Valle (León), mandó un saludo a «los familiares que están en el cielo». María también se recorrió cientos de kilómetros. Desde Jerez de la Frontera (Cádiz), aprovechando las vacaciones escolares y su visita navideña a Gijón junto a sus padres, no faltó a su cita anual. «Vaya donde vaya nunca nos olvidamos de venir a visitarle», afirmó la pequeña. «Ya nos conoce y nos busca hasta en la cabalgata para darnos la mano y saludarnos», dijo entusiasmada.

«Nos os olvidéis de llamarme muy fuerte cuando me veáis pasar», recordaba el príncipe Abdeladid. Como de costumbre, no faltará a su tradicional encuentro con los más pequeños en el desfile de esta tarde. Seguirá a pie el camino de los Reyes Magos para acercarse hasta el público y expresarle toda su simpatía y cariño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos