«La unidad de la Mixta tendrá que esperar», reconoce Blanco

Residencia Mixta de la Seguridad Social de Pumarín./Joaquín Pañeda
Residencia Mixta de la Seguridad Social de Pumarín. / Joaquín Pañeda

Chelo Tuya
CHELO TUYAGijón

«Lo que nos ha quedado claro es que en la unidad de convalecencia de la Residencia Mixta de Pumarín no hay ni muebles». Rosa Espiño, diputada de Podemos, resumió ayer las dudas que a los portavoces de los portavoces en la oposición del Parlamento asturiano tienen sobre la apertura de ese dispositivo, llamado a ser el primero de la red geriátrica pública.

Comparecía ante ellos la directora de Establecimientos Residenciales para Ancianos (ERA), la exconsejera Graciela Blanco, quien confirmó que, tal y como adelantó EL COMERCIO, la unidad, prevista para 2017, no tiene muebles.

«En todos los concursos puede haber recursos y, en éste, lo hubo. No fue hasta el 4 de abril cuando firmamos con la empresa que, finalmente, ganó el concurso», dijo.

Un mobiliario que llegará «en el plazo de un mes», aunque no garantizará la apertura de la unidad, concebida para 24 usuarios. «Teníamos previsto el presupuesto para la plantilla, 18 personas, en nuestra propuesta, que no fue aprobada. Ahora habrá que esperar a un crédito extraordinario». Tanto Espiño como los portavoces de PP, Matías Rodríguez Feito, y Ciudadanos, Diana Sánchez, criticaron que «no la hayan incluido en este primer crédito extraordinario».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos