La unidad móvil ya vigila el aire de El Lauredal

La estación en la avenida de El Cerillero, en El Lauredal. / A. FLÓREZ

La estación adquirida por el Consistorio, en periodo de ajustes, empezará a volcar los datos de sus mediciones la próxima semana

M. M. GIJÓN.

La estación móvil de vigilancia de calidad del aire, la primera que reportará datos directamente sobre los niveles de contaminación atmosférica al Ayuntamiento, ya ha comenzado a realizar mediciones en El Lauredal. El dispositivo está aún en fase de ajustes, según explicó ayer sobre el terreno el jefe de servicio de Medio Ambiente, Jesús Testón, quien aseguró que el volcado de los datos recabados por sus seis medidores en estas dos semanas de pruebas empezará la próxima semana. Ha supuesto una inversión de 200.000 euros.

La unidad móvil estará, según indicó Testón, «entre tres y seis meses» en su actual emplazamiento. Su siguiente destino será la zona conocida como la Campina, junto al cementerio y los depósitos de agua de Jove. No obstante, la idea es que esta estación, que servirá para que el Ayuntamiento tenga una información adicional a la que ya se ofrece a través de los medidores gestionados por el Principado, vaya rotando por todos los barrios de la ciudad. Y no solo los de la zona oeste.

La información se obtiene a través de seis medidores conectados que recogen distintos parámetros: dióxido de azufre, monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, partículas pequeñas (PM 10 y PM 2,5), analizador de hidrocarburos y BTX. Un software especial permite almacenar las mediciones, que serán analizadas por un ingeniero especializado en calidad del aire contratado recientemente.

El dispositivo cuenta con un sistema de alimentación ininterrumpida y además lleva incorporado un mástil, que es una torre meteorológica.

Los datos que se vayan obteniendo se presentarán periódicamente en las reuniones del Consejo Sectorial de Medio Ambiente de la ciudad.

Fotos

Vídeos