La Unión de Comerciantes alegará contra las nuevas áreas comerciales del PGO

Reunión de los comerciantes con el grupo socialista. / AURELIO FLÓREZ
Reunión de los comerciantes con el grupo socialista. / AURELIO FLÓREZ

El PSOE considera ahora que en su momento «fue un error» permitir la implantación de Alcampo al estar fuera de la ciudad

I. VILLAR GIJÓN.

El presidente de la Unión de Comerciantes, Germán Heredia, aseguró ayer que la entidad que encabeza presentará alegaciones al nuevo Plan General de Ordenación, en periodo de información pública hasta el 1 de diciembre, y en particular a los cambios de calificación que, según asegura, permitirían la creación de un gran área comercial en Porceyo, en paralelo a la avenida de Oviedo. «Para nosotros ha sido una sorpresa que el documento recogiera esta posibilidad, aunque el grupo socialista ya nos advirtió de que esto podía suceder», señaló tras una reunión con el PSOE, en el marco de la ronda de encuentros que la nueva directiva mantiene con los grupos municipales, y dentro de la cual este lunes se reunieron también con el PP. «Alegaremos contra lo que recoge el PGO para este espacio, porque no se nos puede llevar a un desarrollismo comercial que no tiene futuro». Heredia señaló cómo en países europeos y EE UU «ahora van a todo lo contrario, que es fomentar un comercio de proximidad sano y que haga ciudad».

El portavoz del grupo socialista, José María Pérez, reiteró el «radical desacuerdo» de su grupo con la posibilidad de un gran espacio comercial «que atentaría contra los principios de desarrollo sostenible de la ciudad, al obligar a la ciudadanía a desplazarse en sus vehículos privados a las afueras de Gijón para realizar las compras». Consideró que «de poco sirve el apoyo al pequeño comercio, si a la hora de diseñar el urbanismo de la ciudad, se propician este tipo de modelos, que atentan directamente contra él».

Admitió Pérez a este respecto que la construcción en los años ochenta del centro comercial Alcampo en ese mismo entorno de Porceyo «fue un error cometido por un gobierno socialista», si bien añadió que «nunca más se permitieron ese tipo de instalaciones, y el resto sí fueron unidas al desarrollo de El Llano, Pumarín o La Calzada».

Plan local de comercio

El presidente de la Unión de Comerciantes y el portavoz socialista también coincidieron en criticar el retraso que acumula la aprobación de un nuevo Plan Local de Comercio. «Llevamos tres años sin él. E igual que la moda cambia, también lo hacen los hábitos de compra, por lo que necesitamos una herramienta eficaz y con visión de futuro para poder avanzar».

Otro asunto tratado fue el papel de los comercios locales en el programa de la renta social municipal. Heredia lamentó que hasta el momento solo 234 beneficiarios de la ayuda tienen en sus manos la tarjeta que les permite comprar en establecimientos, «aunque nos habían prometido que la semana pasada iban a entregar 300 más».

Fotos

Vídeos