La Unión de Comerciantes recibe el XXIV Premio Gijón Ciudad Abierta

La Unión de Comerciantes recibe el XXIV Premio Gijón Ciudad Abierta
A. Flórez

Fundada en 1977 para defender los intereses del comercio local, agrupa ya a más de 2.000 pymes y micropymes en Asturias

LAURA CASTROGIJÓN.

No era la primera vez que la Unión de Comerciantes irrumpía entre las opciones predilectas del premio Gijón Ciudad Abierta que desde hace 24 años otorga Ser Gijón a la persona o el colectivo que desempeña una labor en favor de la colectividad en el municipio. Este año nadie logró aventajarles y finalmente Germán Heredia, presidente del colectivo, y Carmen Moreno, gerente, recogieron el «merecido e imprescindible» galardón de la mano de la alcaldesa Carmen Moriyón.

«¿Qué sería de esta ciudad sin escaparates y sin quienes se paran a mirarlos?», se preguntó este miércoles Pablo Palacio, director de Ser Gijón, durante la entrega del premio en el patio del Antiguo Instituto. «No ocultaré que su papel determinante en la implantación de la renta social municipal ha sido decisivo, pero también lo fue su capacidad de adaptarse y de competir de tú a tú con nuevos actores de mercado y con los voraces métodos ‘online’», indicó Palacio.

Con el premio bajo el brazo, Germán Heredia agradeció el reconocimiento con un guiño a «las otras personas y asociaciones que también trabajan por hacer de Gijón una ciudad más abierta». Al fin y al cabo, incidió, «de eso se trata, de empujar todos juntos». La Unión de Comerciantes nació en 1977 con el objetivo de defender los intereses del comercio local y en la actualidad aglutina a más de 2.000 pymes y micropymes entre Gijón, Carreño, Aller y Grado.

«No nos deslocalizamos e invertimos en el mismo lugar donde generamos beneficios. El comercio minorista aporta novedades en cada escaparate, haciendo de la diversidad de productos y servicios un valor añadido que sorprende y anima a disfrutar de sus calles a quienes viven en ellas y a quienes las visitan», relató Heredia.

El sonido de Madrid

En términos similares se expresó Javier del Pino, director del programa ‘A vivir que son dos días’. «Cuando regresé a Madrid hace cinco años noté que su sonido había cambiado y había pasado de ser el de tiendas abriendo y gente charlando frente a la frutería, a convertirse en una marabunta de turistas y maletas con ruedas. Vuestra misión es preservar ese sonido de vida y lograr que Gijón siga teniendo su esencia», comentó. Palacio recordó en su discurso a Quini, quien recibió este premio en 2008. «Le echamos mucho de menos», confesó. Al acto asistieron miembros de la Corporación y de entidades sociales, vecinales, empresariales y de los medios de comunicación, entre ellos el director general de ELCOMERCIO, Goyo Ezama, y el director adjunto, Ángel González.

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos