La Unión de Discapacitados celebra sus 40 años sobre el escenario de la Laboral

Jesús Martínez Salvador, Ana Isabel Fernández, Mónica Oviedo, Lina Menéndez, Carlos Siñeriz y Abraham del Cueto. / JOAQUÍN PAÑEDA

La entidad reúne a una decena de artistas para rememorar su «papel en los grandes cambios de las personas con movilidad reducida»

G. POMARADA GIJÓN.

Desde que en 1977 la UMA (Asociación de Personas con Discapacidad del Principado de Asturias) comenzase a derribar barreras para dotar a los afectados por discapacidades físicas y orgánicas de derechos tan básicos como el empleo o la accesibilidad, son «muchas cosas las que se han conseguido con ganas e ilusión», recapitulaba ayer Mónica Oviedo, actual presidenta de la entidad. La UMA nació de la mano de un grupo de personas con discapacidad, entre ellas Mario García, reciente Medalla de Plata del Princidado. «Se dieron cuenta de que tenían las mismas obligaciones, pero no los mismos derechos», destacó Oviedo.

Cuarenta años es momento para echar la vista atrás y también para celebrar los éxitos en compañía de los 1.750 socios que integran la asociación y una decena de artistas solidarios que este viernes subirán al escenario del Teatro de la Laboral para dedicar un «cumpleaños feliz» a la UMA y recaudar fondos que contribuyan a financiar servicios como el transporte, la rehabilitación, el asesoramiento o la psicomotricidad. Serán intérpretes asturianos como Niti Colsa, Pipo Prendes, Víctor el de Cimavilla o Xuacu Amieva. Todos ellos «artistas con corazón y calidad musical», valoró ayer en la presentación del concierto Lina Menéndez, directora general de Servicios Sociales de Proximidad del Principado. La UMA «ha jugado un papel fundamental en grandes cambios de las personas con movilidad reducida, personas que hoy son actores sociales», apuntó. Superado el modelo médico-rehabilitador o asistencial, los retos pasan ahora por «combatir las barreras». Entre ellas, el concejal de Deporte y Turismo, Jesús Martínez Salvador, citó la «accesibilidad a edificios».

Por su parte, uno de los patrocinadores de los actos del aniversario, la Fundación Cajastur-Liberbank, reconocía la reducción de ayudas a las entidades del tercer sector en los últimos años. «Se están sentando las bases para que la fundación, seguramente el año que viene, disponga de fondos para fines sociales y colaborar así con las actividades del tercer sector», anunció Carlos Siñeriz, director de la entidad. La búsqueda de fondos continuará entre el 16 y el 20 de octubre con otra de las actividades de este cuarenta aniversario: un rastrillo solidario en el Museo del Ferrocarril.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos