Urbanismo desalojará a los vecinos de El Arbeyal antes del 16 de enero

Rechaza posponer la ocupación de las parcelas, que debían estar libres desde abril, más allá de lo establecido por el juez

I. VILLAR / M. MORO GIJÓN.

El concejal de Urbanismo, Fernando Couto, ha notificado a los últimos expropiados por el plan residencial de El Arbeyal (PERI 01) que el Ayuntamiento procederá a su desalojo antes del 16 de enero, fecha en la que expira el plazo marcado por auto judicial. Desde hace más de un año los propietarios de una marmolería aún en activo y de la única casa que queda en pie en la zona se resisten a marcharse, alegando estar disconformes con el dinero que les han ingresado en sus cuentas por sus inmuebles.

Inicialmente habían sido conminados a entregar las llaves antes del 1 de abril y el Ayuntamiento les remitió después varios oficios que tampoco fueron atendidos. El 21 de noviembre, en respuesta a una solicitud de la Alcaldía, el juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 autorizó el desalojo de las parcelas, que debía realizarse en el plazo máximo de treinta días desde la notificación y en horas diurnas para mantener la necesaria proporcionalidad en la ejecución.

Aunque los vecinos solicitaron posponer la entrada en sus fincas veinte días más, Urbanismo les comunicó esta semana que «es voluntad del Ayuntamiento no agotar el plazo dispuesto por el juzgado, que finaliza el próximo 16 de enero. Antes de esa fecha, está obligado a realizar el desalojo de las fincas expropiadas, si no se hace con anterioridad de forma voluntaria». Para cumplir con el auto judicial el Ayuntamiento podrá solicitar a la Delegación del Gobierno auxilio policial. Por ese motivo hace unos días estos propietarios simularon a modo de ensayo un encadenamiento a sus inmuebles, asegurando que «vamos a resistir lo que podamos». Reclaman «un juicio justo y que nos paguen lo poco que vale lo que tenemos y que nos quieren quitar para hacer pisos de lujo».

El PERI de El Arbeyal prevé la construcción de cuatro bloques residenciales con terrazas escalonadas, similares a los edificios barco, con capacidad para más de 200 pisos. También reserva suelo para usos dotacionales, algo necesario para la ampliación del Santa Olaya.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos