«Los usuarios lamentan la falta de líneas de autobús»

Mientras espera por la autorización municipal que permita iniciar la mayor reforma que sufrirá el Camping Municipal de Deva desde su inauguración, en 1991, su gerente, Tony Amieva, apunta mejoras que no dependen de su millonaria inversión, que superará el millón de euros. «Los usuarios lamentan la falta de líneas de autobús. Es un camping que se presta mucho a utilizar el transporte público, pero casi no hay conectividad. Y eso que en el verano aquí tenemos muchísima gente», asegura.

Además de una ampliación en la oferta que la Empresa Municipal de Transportes (EMTUSA) ofrece al campamento, el mayor de la región, también plantea Amieva la posibilidad de adecuar la conexión de la vía de salida con la carretera. «Los autocares o las autocaravanas tienen problemas para girar, por no hablar de que supone un problema de seguridad para todos».

Fotos

Vídeos