Vecinos y arquitectos piden frenar el plan de vías de Gijón para crear un marco ferroviario «integral»

Vecinos y arquitectos piden frenar el plan de vías para crear un marco ferroviario «integral»
Adrián Arias, Laura López y Sonia Puente Landázuri, en el Colegio de Arquitectos. / ARNALDO GARCÍA

Reclaman que se realice un proyecto a largo plazo en el que se contemple la «eliminación del tridente ferroviario», los usos del metrotrén y el acople en el área metropolitana

ÓSCAR PANDIELLO GIJÓN.

Un plan consensuado, meditado y que deje atrás muchas décadas de aislamiento entre el oeste y el este de la ciudad. Eso esperan del futuro proyecto de integración ferroviaria los vecinos y arquitectos de la ciudad, que ayer hicieron frente común de cara a los próximos movimientos que configurarán el plan de vías y, en general, la movilidad en la ciudad. Así, tanto la Federación de Asociaciones de Vecinos de la Zona Urbana (FAV) como el Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias pidieron a las administraciones implicadas en la redacción del proyecto -cuyo pliego de modificación quedó desierto hace poco más de un mes- «dejar atrás análisis cortoplacistas» para así obtener una visión más global de Gijón.

Las dos entidades piden, por tanto, que el proceso no siga avanzando hasta que se aseguren unas garantías sociales mínimas. «Gijón tiene que mirar hacia el futuro con la cohesión social y el área metropolitana central en mente. Ahora es el momento para no tomar decisiones que nos lastren en el futuro», afirmó Adrián Arias, presidente de la FAV. Entre estas medidas que reclaman los dos colectivos destacan tres puntos: cohesión social con soterramiento de las vías hasta La Calzada, la eliminación del tridente ferroviario que forman los recorridos de Feve y Renfe y la necesidad de la puesta en marcha del metrotrén con las líneas de cercanías.

La necesidad de revisar el pliego de modificación del plan de vías, asimismo, fue otro de los puntos más aludidos durante la rueda de prensa. «Los pliegos que están en licitación nos alarman. Hay que parar ahora y reflexionar antes de cometer errores irreversibles. Es necesario insertarnos de verdad en el área metropolitana y centrar muchas cosas que en el proyecto siguen estando indefinidas», añadió durante su intervención de ayer la decana del Colegio de Arquitectos de Asturias, Sonia Puente Landázuri.

El comunicado conjunto, dirigido a Ministerio de Fomento, Principado y Ayuntamiento, subraya la necesidad de saldar deudas pendientes con la zona oeste, aislada del resto durante décadas a causa de las vías ferroviarias. «El planteamiento que se proponga deberá seguir avanzando en esta dirección. La clave está en integrar Mora Garay en la ciudad. Aunque no se aborde ahora este objetivo en su totalidad, lo que se haga ahora no puede suponer un impedimento para afrontar esta cuestión en el futuro», reclaman los colectivos.

Conexión entre barrios

Respecto a la eliminación del tridente ferroviario, formado por la unión de las vías de Feve y Renfe, vecinos y arquitectos solicitan «unificar los recorridos» a corto plazo para que, en el futuro, se trate este trazado de forma única y «así se garantice la permeabilidad norte-sur entre La Calzada y Pumarín».

En otras palabras, como el colegio ya propuso en sus alegaciones al Plan General, el objetivo es unir las vías de ancho métrico y ancho ibérico a partir de Veriña. De esta forma desaparecería el tridente que se forma por la existencia de tres líneas (Gijón-Laviana, Gijón-Cudillero y Gijón-Puente de los Fierros) y se daría pie abrir nuevas vías que conecten los barrios entre sí.

En lo relativo a la puesta en marcha del metrotrén, una de las grandes tareas pendientes en las últimas décadas, federación vecinal y colegio de arquitectos abogan por incluir en el nuevo plan la puesta en marcha del servicio de trenes subterráneos y asegurar la conexión de éstos con las distintas líneas de cercanías que ya funcionan en la ciudad. El nuevo servicio, además, debe tener continuidad hasta el Hospital de Cabueñes.

«Con la puesta en marcha del metrotrén, la posición asignada a la estación pasaría a tener una importancia relativa, ya que su carga de viajeros sería menor una vez que el túnel, con todas las paradas intermedias, estuviese en funcionamiento», concluyen las entidades en su comunicado conjunto.

Nueva licitación

Durante la intervención, celebrada en la sede del Colegio de Arquitectos, Arias también quiso subrayar que la situación del proyecto ferroviario lleva «quince años en el mismo punto», por lo que no supone un esfuerzo extraordinario «reflexionar unos meses» antes de presentar el pliego definitivo que marcará el futuro de la movilidad. «Han sido años de integración viaria tercermundista. Solo tenemos promesas encima de la mesa, por lo que no es paralizar nada, sino pensar mejor las cosas», concluyó el presidente vecinal.

La pelota está ahora en el tejado de las administraciones, que tienen previsto licitar de nuevo la modificación del plan elaborado por Jerónimo Junquera y Javier Fombella hace una década por 110.000 euros. La primera licitación, que no recibió ofertas de ningún equipo técnico, estaba cuantificada en 80.000 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos