Vecinos y comerciantes reclaman «un proyecto serio» para el Mercado del Sur

Varios clientes del Mercado del Sur, frente a los puestos situados en la planta baja. / AURELIO FLÓREZ
Varios clientes del Mercado del Sur, frente a los puestos situados en la planta baja. / AURELIO FLÓREZ

«Se puede seguir con la venta de carne, quesos y productos de la tierra y darle otros usos», afirma la presidenta vecinal del centro, Maite Marín

ÓSCAR PANDIELLO GIJÓN.

La postura es unánime: un Mercado del Sur fuerte y con vida sería esencial para la ciudad y su zona centro. No en vano, la plaza del Seis de Agosto supone uno de los principales centros de operaciones en la vida diaria de la villa, que cada año acoge a más visitantes de todas las partes del mundo. Vecinos, comerciantes, hosteleros y grupos políticos, por tanto, se han mostrado partidarios de apoyar un cambio de rumbo dentro del histórico edificio gijonés. «Yo llevo años en la asociación y siempre surge el tema, constantemente. Los dos puntos que salían en las reuniones eran el mercado y la ciudadela, ya que siempre los habíamos visto desaprovechados», recuerda Maite Martín, presidenta de la asociación de vecinos Jovellanos de la zona centro.

A ojos de la presidenta vecinal, un mercado con presencia en la ciudad es «muy atractivo» tanto para vecinos como visitantes. «En muchas ciudades vas caminando en busca de estos sitios. El mercado tradicional gusta, solo hay que ver La Boquería o San Miguel», añade. A su juicio, el estado actual del Mercado del Sur se encuentra «un tanto desangelado», sobre todo la primera planta. «Se puede seguir vendiendo pescado, carne, queso y producto ecológico y de la tierra. Esto no está reñido con otros usos», asevera Martín. Así, los espacios vacíos del edificio podrían servir para dar cabida a negocios de hostelería. «Aunque sea un par de cafeterías monas. Sin ir más lejos, el mercado de Avilés tiene actividad de este tipo y se nota mucho en la vida de la ciudad». El primer escollo, por tanto, sería consensuar con los propietarios los términos y «encontrar a un inversor privado que recoja el guante, por supuesto».

Estudio previo

El sector de los comerciantes, por su parte, también se muestra convencido de las ventajas de potenciar el céntrico mercado. «Está claro que todo lo que sea revitalizar el consumo es algo bueno para la ciudad», reconoce David Argüelles, presidente de la Unión de Comerciantes. Aunque matiza: «Se necesita un proyecto serio y consensuado con los propietarios del mercado para que la cosa salga bien». El primer paso, por tanto, sería «elaborar un estudio» para ver cuál es el modelo a implantar más adecuado. «Es un edificio emblemático y merece más vida. Nos ponemos a la entera disposición de quien quiera traer ideas y dinamizar el comercio de la zona», concluye.

Convertirse en referente

Desde las formaciones políticas, asimismo, el sentimiento es compartido. Pese a tener un rango de actuación limitado a causa de la titularidad privada del espacio, la voluntad es similar a la de los propios negocios del mercado. «Lo fundamental en este caso es escuchar al sector privado y seguir las experiencias de otras ciudades», argumenta Aurelio Martín, de Izquierda Unida. Su grupo fue el encargado de preguntar en varias ocasiones en el consejo de Mercados y Consumo sobre el estado y las posibles actuaciones de la plaza gijonesa. «Es cierto que todos observamos que el mercado sigue conservándose de la misma forma desde hace mucho tiempo», sostiene.

Una de las virtudes de la región, según explica el representante de Izquierda Unida, es la «potente gastronomía» que se da en ella. Es, además, «una virtud aprovechable tanto interna como externamente», en alusión al auge de visitantes que encuentran en los alimentos y platos de la región un motivo más para acudir a Gijón. «La gente que viene de Madrid, por citar un ejemplo, viene aquí y busca referencias en la ciudad. Sería interesante que un sitio tan atractivo y singular funcionase como esa referencia», asevera. Pide, sin embargo, «prudencia» a la hora de encarar el futuro del mercado «y sobre, todo, escuchar a los comerciantes que trabajan ahí».

José Carlos Fernández Sarasola, portavoz municipal de Ciudadanos, también es partidario de crear un nuevo proyecto «que agrupe a los agricultores, comerciantes y hosteleros de la ciudad». «Visité en Sevilla uno similar al que se plantea y estoy seguro de que sería un éxito», concluye. Esta visión es compartida por el concejal de Turismo Jesús Martínez Salvador que vería la renovación del mercado «positiva a la hora de complementar la oferta gastronómica de la ciudad».

Fotos

Vídeos