Vecinos, empresarios y partidos aplauden el plan ambiental de Arcelor

La federación vecinal urbana destaca que estas inversiones demuestran que «con lucha y compromiso colectivo se consiguen las cosas»

MARCOS MORO GIJÓN.

Unanimidad en las reacciones. Asociaciones de vecinos, entidades empresariales y la totalidad de grupos políticos acogieron ayer como «una excelente noticia» la decisión de la multinacional Arcelor de invertir más de 200 millones de euros en los próximos cinco años para reducir un 50% de media las emisiones contaminantes en sus factorías de Gijón y Avilés.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos (FAV) de la zona urbana, Adrián Arias, reivindicó el papel jugado no solo por el movimiento vecinal, sino también el del movimiento ecologista y por la Plataforma contra la Contaminación de Xixón. «Es todo un ejemplo de que con lucha y compromiso colectivo se consiguen las cosas. Es una satisfacción colectiva de que lo que estamos haciendo, por lo que nos movemos y peleamos, tiene resultados», remarcó Arias, que pronto se reunirá con la compañía para conocer en primera persona el detalle de los anuncios del lunes.

El dirigente vecinal celebró el anuncio de Arcelor de constituir una mesa de seguimiento entre Ayuntamiento, Universidad y entidades vecinales, a las que considera que sería oportuno sumar también a los sindicatos. A este respecto, señaló la importancia de «hacer un seguimiento real de las inversiones y del efecto que va a tener en el día a día de los vecinos».

La Federación Asturiana de Empresarios (Fade) y la Cámara de Comercio de Gijón, presididas por Pedro Luis Fernández y Félix Baragaño respectivamente, reconocieron la labor de la principal industria asturiana y su compromiso con Asturias y el medio ambiente con el anuncio de nuevas inversiones que se suman ya a las ejecutadas en los últimos años.

El concejal socialista César González consideró que el anuncio de ArcelorMittal «es la mejor muestra del compromiso de la empresa siderúrgica con nuestra ciudad» y confió en que «se convierta en realidad cuanto antes». Señaló que «a nadie se le escapa que en pleno siglo XXI la actividad industrial ha de ser compatible con la conservación del medio ambiente y, en este caso concreto, con una calidad del aire adecuada».

Recordó que los vecinos de la zona oeste llevan tiempo reclamando que la empresa tome medidas para minimizar sus emisiones a la atmósfera y resaltó el trabajo de «mediación» realizado por el gobierno autonómico, así como la colaboración en este ámbito entre Ayuntamiento y Principado. «La senda de la negociación y el acuerdo es la que suele dar mejores frutos, ya sea entre sector público y privado o bien entre las propias administraciones». El concejal remarcó el valor que tiene una inversión de estas características como garantía de que en el futuro mantendrá su actividad industrial en Asturias «y por tanto muchos puestos de trabajo».

Apunte crítico de XSP

Más crítico fue David Alonso, de Xixón Sí Puede, para quien «el hecho de que Arcelor anuncie que va a cumplir la ley no debe ser un motivo para felicitarle. En todo caso las felicitaciones deberían ir dirigidas a la presión social que ha habido para lograrlo». El edil recordó que «según la estación móvil de El Lauredal en los dos últimos meses en Gijón hemos superado treinta veces el valor límite diario de partículas de PM10, cuando el máximo que fija la ley son 35. Arcelor tiene razón cuando afirma que no es la única empresa que contamina, pero sí es quien más lo hace en Gijón. Y si hay un problema, lo que toca es resolverlo». Alonso también mostró un cierto escepticismo con respecto a la inversión anunciada, «que tiene similitud con las que hay cuando el Ministerio de Fomento habla de millones sobre el plan de vías. Esperemos que no se baje la guardia considerando que ya está todo hecho, sino que hay que seguir trabajando porque la calidad del aire de Gijón sea aceptable, que de momento no lo es».

Para Mariano Marín, portavoz municipal del PP, «este plan ambiental de Arcelor es la apuesta definitiva de la multinacional por nuestra ciudad y por Asturias; no solo se trata de inversiones muy importantes en maquinaria y equipos, sino que es la puesta en marcha de una auténtica cultura de integración de la industria y la generación de empleo y riqueza con el respeto al medio ambiente».

Desde IU, su portavoz Aurelio Martín, indicó que este anuncio de inversiones de Arcelor concuerda con el «pacto con la industria y no contra la industria» que él mismo y el diputado regional de su partido, Gaspar Llamazares, reclamaron el pasado verano.

Para Martín el conjunto de proyectos ambientales comprometido por la siderúrgica hasta 2022 traza «la hoja de ruta» para mejorar de forma considerable, si se ejecuta, la calidad del aire en el área de influencia de la factoría de Veriña.

Ciudadanos, pese a destacar el «compromiso público» de la compañía, abogó por mantener «una actitud prudente, porque en ocasiones anteriores ya hemos visto cómo las inversiones anunciadas no se ejecutan o se incumplen los plazos previstos». La formación naranja pidió a Principado y Ayuntamiento «mantenerse extremadamente vigilantes y hacer todo lo posible para garantizar que esta actuación se materialice».

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos