Los vecinos de El Natahoyo urgen un paso hacia El Arbeyal tras el cierre de Pachín de Melás

Los vecinos de El Natahoyo urgen un paso hacia El Arbeyal tras el cierre de Pachín de Melás

El derribo de las últimas naves de la zona ha cortado el acceso al arenal, lo que afecta de manera especial a los vecinos con discapacidad

ÓSCAR PANDIELLO GIJÓN.

Con los últimos derribos de las naves industriales y las viviendas de la zona de El Arbeyal, donde ahora se proyectan más de 200 viviendas, los vecinos de El Natahoyo han visto como su conexión con el arenal se ha visto restringida. No en vano, el corte de un tramo de Pachín de Melás -desde el camino del Lucero- obliga ahora a transitar por la avenida Príncipe de Asturias y, en definitiva, a realizar un rodeo «innecesario». Esta fue una de las principales quejas trasladadas por los vecinos del barrio durante la asamblea anual de la asociación de vecinos Atalía.

«Ya nos lo han pedido muchas veces y solicitamos al Ayuntamiento que abra un paso para llegar a la playa. Desde que se derribaron las naves la parcela está parada y no entendemos por qué no se puede volver a abrir la calle», reclama Álvaro Tuero, presidente de la asociación de vecinos. El problema, añade, es de especial relevancia para las personas discapacitadas, ya que por la entrada de Pachín de Melás había una rampa que facilitaba el acceso a las sillas de ruedas.

El asunto, subraya Tuero, ya ha sido trasladado por el PSOE a la Comisión de Gobierno, por lo que ahora solo falta la voluntad política del gobierno para abrir el paso, como ya se hiciera en algunas zonas de la ciudad cortadas por las vías del tren o por parcelas en desuso.

La asamblea, por otra parte, sirvió para aprobar las cuentas y repasar la memoria de actividades del ejercicio anterior. Las del presente, asimismo, también fueron ratificadas por los vecinos que acudieron a la reunión. En materia de obras públicas, Tuero destaca que la mayoría de actuaciones ya están realizadas. «Salvo la instalación de un paso de peatones en el cruce de las calles Pablo Neruda y Chile. Es el que falta por hacer», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos