«O van todos o no va ninguno»

«O van todos, o no va ninguno»
Vecinos de Nuevo Roces protestan esta mañana ante la posible pérdida del servicio de autobuses escolares. / ARNALDO GARCÍA

Los vecinos de Nuevo Roces paralizaron las líneas de autobuses escolares del CP Noega y CP Piñole como protesta ante la posible pérdida del transporte escolar

PABLO SUÁREZ

Más de medio centenar de personas se apostaron esta mañana en la parada de transporte escolar situada en la Calle Alicia Concepción, en Nuevo Roces, para protestar ante la posible pérdida del servicio de autobuses escolares por parte de las familias del barrio.

«Ni colegio en el barrio, ni transporte a los colegios adscritos», se quejaba hoy Alejandro López , uno de los portavoces de la Asociación Vecinal de Nuevo Roces, en referencia al colegio que llevan pidiendo desde el barrio durante los últimos años y que no termina de materializarse, al no considerar el Principado que los datos poblacionales justifiquen su creación.Al carecer de centro educativo en la zona, los más pequeños tienen que desplazarse hasta los dos colegios que tienen adscritos: el CP Noega y el CP Piñole, en Contrueces, los cuales comunicaban recientemente que el número de plazas de autobús hacia los colegios será muy limitado para el próximo curso.

Por este motivo, esta mañana a las 8.35 horas, los vecinos decidieron llevar a cabo el corte de las líneas, que se prolongó durante casi media hora, tiempo en el que solamente tuvo paso el autobús con dirección a la escuela de educación especial de Castiello. «No estamos pidiendo nada de otro mundo, sino que se nos tenga en cuenta», afirmó López.

Durante la protesta no hubo ningún incidente, al haber sido los conductores de los autobuses previamente avisados de las intenciones de la asociación vecinal.

La batalla de los vecinos continuará mañana con su asistencia al pleno municipal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos