Vecinos de Poniente se quejan del exceso de ruido durante la 'Holi Peace'

«Muchos de nosotros tuvimos que estar más de siete horas soportando un ruido excesivo que, en situaciones normales, sería objeto de cierre y expediente sancionador»

L. B. GIJÓN.

La primera fiesta 'Holi Peace' celebrada en Gijón reunió en Poniente a miles de personas que disfrutaron de música electrónica en directo durante horas. La otra cara de la moneda la protagonizaron los vecinos de la zona, quienes se quejan del nivel de ruido que tuvieron que soportar mientras duró el evento. «Muchos de nosotros tuvimos que estar más de siete horas soportando un ruido excesivo que, en situaciones normales, sería objeto de cierre y expediente sancionador», explican los componentes de la asociación Pando, de Poniente.

Más

«No se hizo ningún control del ruido emitido, no se repararon los daños ocasionados y tampoco se vigila para que los soportales no se conviertan en lugares de ocio», detallan los afectados por un festival que comenzó a primera hora tarde y se prolongó hasta la medianoche.

Una vez finalizado el evento, a los vecinos les quedaba otra sorpresa, que calificaron como «el postre». Es decir, el ruido provocado por los generadores «a pleno funcionamiento». Así, lamentaron los afectados, no les quedó otro remedio que irse a dormir «cuando lo decidieron los responsables municipales, los mismos que reconocen que una orquesta en el 'solarón' molesta, pero esto parece que no».

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos