Vecinos de La Providencia piden medidas contra la presencia de jabalíes

Daños causados por el jabalí en una finca de La Providencia junto a la carretera. / JOAQUÍN PAÑEDA
Daños causados por el jabalí en una finca de La Providencia junto a la carretera. / JOAQUÍN PAÑEDA

Llevan tres días seguidos viendo grupos de hasta cinco ejemplares que han causado daños en cierres y fincas

S. G. ANTÓN GIJÓN.

«Llevamos tres días viendo jabalíes». Los suidos vuelven a hacer de las suyas en la zona de La Providencia y los vecinos temen por su seguridad. Son ya tres las jornadas en las que se han topado con uno o varios -«hasta cinco en grupo, con uno liderando el grupo»-. Siempre por la noche. Y, aunque de momento solo han tenido que lamentar daños materiales, como vallas y praos destrozados, la preocupación es elevada. «Pueden provocar un grave problema de seguridad», alertan dos de las vecinas afectadas. Margarita Carballo y Ana Senini se han cansado de esperar por una respuesta de las administraciones que no llega.

«Nadie se hace cargo»

Relatan que han avisado de la presencia de jabalíes al Ayuntamiento, al Gobierno del Principado, al Seprona, a la Policía... Y nada. «Nadie se hace cargo», lamentan. «Una de las noches entraron al prau tres veces», inciden al tiempo que reclaman una solución, que, a su juicio, no pasa por hacer batidas y acabar con la vida de los jabalíes.

«No queremos que les hagan daño, son animales autóctonos. Que no los maten, que no los abatan a tiros. Ellos no saben lo que hacen», piden ambas. Y consideran que el Gobierno regional ha de tomar medidas de forma urgente. «Que los lleven a su hábitat, no pueden estar en las ciudades», plantean.

Desde su punto de vista, la causa principal de que los suidos se acerquen tanto a las poblaciones es la falta de alimento. «Tendrán hambre, están retrocediendo porque buscan comida», explican.

Pero, añaden, su presencia es un «peligro» para los residentes. «Pasamos mucho miedo, está la zona llena de jabalíes y si no se hace algo acabarán atacando a los animales domésticos e incluso a las personas», advierten. Y, también, recuerdan que la presencia de estos animales cerca de las carreteras puede provocar accidentes de tráfico. Por eso, reclaman que se actúe antes de que haya que lamentar algo más grave que daños en un prau o en vallas.

Eso sí, mantienen que la solución no es actuar como se hizo en Avilés ayer mismo, cuando la Policía Local tuvo que recurrir a las armas para acabar con un suido, que se mostraba muy agresivo, en el barrio de La Magdalena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos