«Vemos casos de veneno a diario»

Integrantes de 'Basta ya de envenenamientos', junto a 'Toby', 'Goofy' e 'Ita' en el paseo de Begoña. / JORGE PETEIRO

Dueños de perros se manifiestan el sábado contra el aumento de los ataques | «Que haya gente que no recoja los excrementos no es una justificación», asegura el colectivo, que reclama «más vigilancia»

GLORIA POMARADA GIJÓN.

La pasada semana fue en la zona de perros cercana al colegio Severo Ochoa, en un espacio verde de Contrueces y en el parque situado junto al centro de salud de Perchera. Durante el fin de semana, fue descubierto azufre en la calle Zoila, en El Llano. Y esta misma semana un trozo de carne supuestamente envenenada apareció colgado de un árbol de la plaza de Europa.

Los constantes casos de perros afectados por envenenamiento e ingesta de carne con elementos punzantes han llevado a sus propietarios a pasar a la acción. En las últimas semanas, el colectivo 'Basta ya de envenenamientos hacia nuestros amigos peludos' ha reunido 15.467 firmas. Este sábado, a mediodía, presentarán el documento en la Antigua Pescadería y se manifestarán en la Plaza Mayor. «Con la concentración queremos pedir al Ayuntamiento más vigilancia y que tome las medidas oportunas. Los casos de envenenamiento están subiendo y ya se ven casi a diario», cuenta Laura Yuste, portavoz del colectivo. Antes que este grupo, otro movimiento ciudadano ya había recogido más de 65.000 firmas para exigir medidas en 2014. «No fueron a ningún lado, pero vemos que los casos cada vez van a más», lamenta Verónica Mejías, integrante de 'Basta ya de envenenamientos'. La plataforma surgió como un grupo en Facebook en el que sus seiscientos usuarios alertan sobre las zonas en las que aparece el veneno. Sus miembros han encontrado en las redes sociales una herramienta para suplir «el poco caso que nos hace la Policía». En febrero, el Pleno aprobó la creación de una Oficina de Protección Animal, integrada por dos agentes y competencia de la Concejalía de Seguridad Ciudadana. A pesar de la iniciativa, los dueños de mascotas señalan que los casos van en aumento y las denuncias siguen sin presentarse. «Hay gente que no denuncia porque está hasta las narices de que no les hagan caso», lamenta Mónica Terán. Ella fue una de las primeras en enfrentarse a los casos de lesión intencionada, hace seis años. Su mascota comió un trozo de carne con veintiocho alfileres y todavía hoy padece las secuelas. «Tiene un alfiler dentro, cada poco hay que hacer radiografías», explica. Su caso llegó a los tribunales, pero el acusado quedó absuelto.

Como hizo ella en su momento, este viernes Ana Fernández dio parte a la Policía Local del envenenamiento de 'Ita' en Perchera. «Llegaron en quince minutos, cogieron mis datos y recogieron la muestra. No sé qué hicieron con ella», relata. Otra mascota, la de Andrada Rusu falleció en mayo tras ingerir azufre en El Coto. Ella no denunció: «Mucha gente no recoge los excrementos y dicen que por eso echan veneno, pero no es una justificación». «Hay que denunciar a los que no recogen los excrementos y los casos de veneno», pide Terán.

Fotos

Vídeos