Venezolanos exigen a Maduro el pago de su pensión desde Oviedo

Venezolanos exigen a Maduro el pago de su pensión desde Oviedo

Se concentraron en la Escandalera para exigir el pago de las pensiones a 1.500 pensionistas y jubilados venezolanos residentes en Asturias

EFE

Cerca de 40 personas se han concentrado hoy en la plaza de la Escandalera de Oviedo para exigir al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, el pago de las pensiones a 1.500 pensionistas y jubilados venezolanos residentes en Asturias que llevan 26 meses sin cobrar.

En la concentración, en la que los afectados han estado acompañados por dirigentes de Foro Asturias, se han visto pancartas en las que se podía leer "Venezolanos abandonados por el Gobierno" o "Venezuela, ¿dónde están nuestras pensiones? Paguen ya" y se han escuchado pitidos y proclamas exigiendo "pensiones dignas ya".

El representante de la Asociación de Pensionistas de Venezuela en Asturias, Sergio Primiani, ha afirmado que en España hay entre 12.000 y 13.000 afectados, una cifra que ha estimado en 1.500 personas en Asturias.

Según ha relatado, Venezuela no paga las pensiones desde hace 26 meses y no resuelve los expedientes de traslado de pensiones a España desde 2015, con lo que la situación de los afectados es "bastante mala".

Primiani ha relatado que llevan 26 meses sin cobrar la pensión venezolana pese a las reclamaciones de carácter institucional que se han hecho por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social español instando al Gobierno venezolano a pagar, "siempre" con el silencio por respuesta.

A los pensionistas, aquellos que trabajaron en una empresa privada y cobran la pensión del Gobierno, se suman los jubilados, que son las personas que trabajaron en organismos públicos venezolanos.

Entre los afectados hay también españoles retornados que hicieron vida en laboral en Venezuela o personas que trabajaron en ambos países, perdieron la pensión de allí y el tiempo cotizado en España es muy pequeño.

En este caso, los afectados están reclamando unos complementos mínimos, pero les son denegados "sistemáticamente" por aparecer como perceptores de una pensión extranjera, algo que están llevando a los tribunales y ganando los juicios.

En Asturias han tenido "suerte", relata Primiani, que explica que a través de reuniones con el Ejecutivo autonómico y los partidos políticos han logrado que los afectados puedan acceder al salario social básico, cosa que antes no se podía porque al solicitarlo el afectado aparecía como beneficiario de una pensión extranjera.

Una de las acciones que han llevado a cabo es que cada pensionista ha escrito una carta de reclamo que se ha enviado al Consulado de Venezuela, en Vigo, lo que en Asturias sirve como "prueba documental" de que no se están pagando las pensiones y hay gente cobrando con carácter retroactivo desde agosto de 2017.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos