Luz verde al estudio de implantación de las instalaciones del Grupo en Mareo

I. V. GIJÓN.

La junta de gobierno aprobó ayer de forma inicial el estudio de implantación de las instalaciones del Grupo Covadonga en Mareo, en la antigua sede del Centro Asturiano de La Habana. Según informó la entidad grupista, el objetivo de esta tramitación es conocer la posibilidad de futuros usos en este espacio. El expediente, que responde a un requerimiento del Ayuntamiento de Gijón y según se recoge en su memoria «se presenta como requisito previo para la legalización de los usos e instalaciones del complejo socio deportivo», saldrá a exposición pública durante dos meses.

Los servicios técnicos de Urbanismo han informado favorablemente el estudio de implantación, pero advierten de que aunque su contenido sea «suficiente a efectos de amparar la legalización de las obras existentes», no lo es «para permitir nuevas edificaciones o instalaciones deportivas, que conllevarían una mayor intensidad de uso». En este sentido, en su aprobación el Ayuntamiento impone varios condicionales. Entre ellos, que «cualquier ampliación futura de las instalaciones del complejo que suponga un incremento de edificabilidad o de potenciales usuarios, requerirá la tramitación previa de un nuevo estudio de implantación mucho mas pormenorizado».

Pegas al aparcamiento

El informe municipal al que se dio paso ayer en la junta de gobierno pone otras pegas al documento. Por un lado advierte de que la solución provisional ideada para hacer frente a la demanda de aparcamiento en las épocas de mayor afluencia de socios, y que según los técnicos solo se menciona «de pasada», no puede considerarse «satisfactoria». Del mismo modo, se indica que «no cabe la aceptación de las condiciones estéticas del módulo prefabricado de aseos, ni de la bolera».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos