«Es vergonzoso que el IBI no se pueda modular a la capacidad de pago», dice IU

Ana Castaño y Faustino Sabio (sentados), frente a Carlos Sánchez Mato y Ramón Argüelles, en un vagón del Museo del Ferrocarril. / SIMAL

El concejal de Hacienda de Madrid defiende en un acto en el Museo del Ferrocarril subir este impuesto a las grandes superficies

I. V. GIJÓN.

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato, de Ahora Madrid y miembro de la dirección federal de IU, celebró ayer en el Museo del Ferrocarril un acto sobre política fiscal en el que defendió las medidas adoptadas en esta materia por el gobierno que encabeza Manuela Carmena en la capital y que puso como ejemplo para lograr «una ciudad más justa y solidaria».

Destacó entre ellas el establecimiento de un IBI diferenciado para que las grandes propiedades que tienen un uso no residencial paguen un tipo más elevado. «Subiéndole el impuesto a un 0,3% de los contribuyentes y bajándoselo al 99% restante hemos conseguido incrementar en 140 millones de euros la recaudación», señaló. Añadió cómo a través de la aplicación de mecanismos de control del fraude «han aparecido 18.000 inmuebles, entre ellos un montón de piscinas, que por supuesto no estaben en barrios pobres, sino en zonas como El Viso». Además mediante una revisión catastral se logró una rebaja del valor que se otorga a «una de cada cuatro viviendas», con descensos de entre el 20% y el 40% en función de los barrios. «Molestó mucho a la oposición, que dijo que hacíamos la bajada en las zonas más proclives a la izquierda, pero quizás es que en los barrios con viviendas en peor situación existe más conciencia de clase».

Otra medida aplicada en Madrid tiene que ver con la calificación de las calles que se usa para calcular el impuesto de actividades económicas o las tasas de terrazas. Se rebajó la que se aplica en barrios como Vallecas y se elevó la de otros como el de Salamanca. «Aunque bajó la recaudación, logramos que unos paguen un 40% menos y otros un 60% más. Se quejan, pero son los que se beneficiaron durante la crisis».

Criticó por otro lado que en propiedades residenciales no sea posible adoptar una medida que grave este impuesto en función de la renta. «Es vergonzoso que el IBI no se pueda modular según la capacidad de pago. Por supuesto que hay gente con casas muy grandes y pocos ingresos, pero un convenio con Hacienda permitiría conocer cada situación».

Fotos

Vídeos