«Los veteranos sois el faro del Grupo»

Algunos de los veteranos que asistieron al responso con el que se inició el encuentro. / AURELIO FLÓREZ
Algunos de los veteranos que asistieron al responso con el que se inició el encuentro. / AURELIO FLÓREZ

Medio centenar de los más antiguos socios asistieron a su reunión anual | Los jugadores de pelota Manuel Roberto Tuero e Indalecio Argüelles recibieron sendos trofeos en reconocimiento a su trayectoria deportiva

AIDA COLLADO GIJÓN.

En las instalaciones del Real Grupo de Cultura Covadonga hasta el tiempo respeta las canas. En una mañana gris, la lluvia dio tregua solo lo justo para que el párroco de La Asunción, Eduardo Jiménez, rezase un responso por los socios fallecidos, junto al busto de Jesús Revuelta. La Asociación de Veteranos quería pasar primero el trago más amargo, el de recordar a los amigos que ya se han ido, antes de celebrar, como cada año, su encuentro anual, al que en esta ocasión acudieron medio centenar de personas.

Así que honraron la memoria de Pedro González, José Manuel Liñero, Constantino Lorenzo, José Domínguez, Tomás Eguía, José Maza, Luis Cuesta y José Ramón Álvarez Miranda con flores y señales de respeto. Dando las gracias por «la amistad que nos regalaron y la paz que transmitieron», para mirar a continuación hacia el futuro. Y el futuro, ayer, llevaba traje regional. Los alumnos de la Escuela Infantil de Baile Tradicional bailaron para los veteranos, que también escucharon palabras de reconocimiento del presidente de la entidad, Antonio Corripio. «Sois un faro para los más jóvenes», reconoció, antes de animar a seguir su legado. «Vosotros habéis levantado el Grupo para todos los socios y nosotros somos los responsables de mantenerlo» para quienes vienen detrás. Corripio no pudo más que agradecer su «confianza y apoyo» a la hora de «ayudar a construir un Grupo del que todos nos sintamos orgullosos».

Como orgullosos se sintieron, tras el paseo por la finca La Torriente y la suculenta comida en el restaurante La Salgar, los jugadores de pelota Manuel Roberto Tuero e Indalecio Argüelles, que recibieron sendos trofeos en reconocimiento a su trayectoria deportiva, de manos del presidente de la asociación, Lisardo Argüelles.

«Cacicada política»

Fue él también quien, una vez más, puso voz al sentir de los veteranos grupistas a la hora de reclamar para Gijón el grado de Deporte. Argüelles consideraría una «cacicada política sin ninguna justificación» que la titulación se impartiese finalmente en otra localidad de Asturias. «Cada sitio tiene lo suyo y no hay ninguna ciudad que pueda acoger como Gijón» estos estudios. Porque, en lo que a deporte se refiere, «lo tenemos todo, desde la mar a las pistas de atletismo».

Se trata de un apoyo sin fisuras, desde «el punto de vista moral y material». Y es para tenerlo en cuenta, porque -presumió Argüelles- «el Grupo es la sociedad polideportiva amateur más importante del mundo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos