Viesques urge reparar el pavimento del colegio Begoña tras dos caídas

Iván Suárez, junto al resalte del pavimento en el acceso trasero del colegio Begoña.
Iván Suárez, junto al resalte del pavimento en el acceso trasero del colegio Begoña. / DANIEL MORA

Una mujer se rompió la clavícula y otra sufrió un fuerte golpe en una rodilla al tropezar con el resalte del suelo producido por la raíz de un árbol

LAURA CASTRO GIJÓN.

«Evitar que se vuelva a caer otra persona está en manos del Ayuntamiento de Gijón». Esta es la advertencia del presidente de la asociación de vecinos de Viesques, Iván Suárez, después de tener constancia de que otra mujer, la segunda en un año, resultó herida tras tropezarse con un resalte del pavimento en el acceso trasero al colegio Begoña por la calle Poeta Ángel González. El saliente, causado por la raíz de un árbol, «apareció hace más de un año y cada vez es más grande», señala.

El presidente de la asociación vecinal, que tiene su sede en el propio colegio Begoña, alertó en un primer momento al director del centro escolar y volvió a insistir tras producirse la primera caída. «Una mujer salía de una de las actividades deportivas que se desarrollan en el pabellón cuando tropezó con el desnivel, se cayó y se rompió la clavícula», asegura Suárez. Un hecho que constata también Concepción Campo Santurio, la segunda accidentada y miembro de la asociación vecinal. Se cayó el pasado jueves y en su caso la lesión se redujo a un fuerte golpe en la rodilla que trató con analgésicos, reposo y hielo. «Lo de mi mujer fue leve, pero cualquier día un niño u otro adulto podría sufrir una caída y darse un golpe más fuerte», apuntó Enrique Villa Muñoz, también miembro de la asociación vecinal de Viesques.

Su vaticino concuerda con el de Suárez. «No entiendo cómo es posible que el Ayuntamiento de Gijón no vea la peligrosidad de esto», agregó.

El director del colegio Begoña aseguró que «la administración tuvo constancia del problema desde que el centro recibió la primera queja». Sin embargo, explicó, «los técnicos municipales que visitaron el colegio constataron que el resalte estaba originado por la raíz de uno de los árboles de la parte trasera, pero aun no han planteado ninguna solución».

Prevenir nuevos accidentes

El presidente de la asociación de vecinos de Viesques señaló que «no se trata de denunciar al Ayuntamiento, sino de encontrar la solución. No son quejas al azar, se han caído ya dos personas y podían haber sido muchas más», alerta Suárez. Incidió en la necesidad de reparar el resalte para evitar «un disgusto» con alguno de los pequeños que diariamente acceden al colegio por la puerta trasera para ir a clase o para practicar alguna actividad deportiva.

«No hay que arreglarlo porque se hayan caído dos personas. Hay que hacerlo para prevenir que haya más accidentes», concretó el presidente de la entidad vecinal. Insiste en que «la responsabilidad es del Ayuntamiento, pues las instalaciones del colegio son de titularidad pública». La asociación de vecinos de Viesques planteó la posibilidad de señalizar el resalte de alguna manera, pero «no es una solución real ni permanente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos