Vigilancia Aduanera ofrece 200 puestos de profesional náutico entre 2017 y 2018

Rubén Rodríguez, a la izquierda, conversa con Hidalgo García y Pablo Brea antes de la conferencia. / AURELIO FLÓREZ
Rubén Rodríguez, a la izquierda, conversa con Hidalgo García y Pablo Brea antes de la conferencia. / AURELIO FLÓREZ

La policía de la Agencia Tributaria detuvo en 2015 a 2.069 personas y se incautó de mercancía o detectó fraudes por valor de 793 millones

E. C. GIJÓN.

Dos miembros del Servicio de Vigilancia Aduanera en la mar, Hidalgo García Bango y Pablo Brea Peón, estuvieron ayer en la Escuela de Marina Civil de Gijón para explicar que la policía fiscal de la Agencia Tributaria es una salida profesional atractiva para los estudiantes de Náutica. Lo hicieron con entusiasmo, tanto que no cabe intuir de sus palabras un solo contra entre tanto pro.

Buenos medios, puestos fijos que en la mayoría de los casos «permiten dormir en casa», sueldos de entre 25.000 y 70.000 euros anuales (según categoría), además de 6,73 meses de descanso al año componen una oferta que propició que los estudiantes prácticamente agotaran al final de la charla los folletos informativos que complementan lo dicho. Eso sí, Hidalgo García, exalumno de la Escuela de Gijón, tuvo que empezar desde la base, porque sólo uno de los presentes reconoció al comienzo del acto que sabía qué es eso del Servicio de Vigilancia Aduanera. «Somos la fuerza armada de la Agencia Tributaria, así que nuestro jefe es Montoro», dijo el ponente. Sus competencias son la lucha contra el contrabando, el blanqueo de capital, el fraude fiscal y el narcotráfico, aunque la especialización marítima se centra en el contrabando y el narcotráfico.

La explicación estuvo ilustrada con vídeos de algunas intervenciones reales contra barcos en los que fueron encontrados alijos. «Aunque podemos tener en la cabeza imágenes distintas de América, en España es muy raro que se te revuelvan y vayan armados», señaló García al hilo de imágenes en las que los tripulantes apresados se mostraban indefensos y sumisos. «Cuando te apuntan con una pistola y te indican que te agaches, no hace falta traducir».

El Servicio de Vigilancia Aduanera, en todas sus vertientes, realizó 2.069 detenciones en 2015 y se incautó de mercancías o detectó fraudes por valor de 793,73 millones de euros.

Más noticias

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos