La «villa de Ciares» vuelve a la niñez

El alcalde de Bimenes, Aitor García, durante la lectura del pregón de las fiestas de Ceares.
El alcalde de Bimenes, Aitor García, durante la lectura del pregón de las fiestas de Ceares. / PALOMA UCHA

El alcalde de Bimenes evoca su infancia en el pregón de las fiestas del barrio | «Debe ser de les poques veces que la xente nun tien ni paxolera idea de quién ye el pregoneru», bromeó el regidor

Ó. PANDIELLO GIJÓN.

109 escaleras separan El Llano de lo alto de Los Pericones, un parque que significó infancia, alegría y buenos tiempos para Aitor García. Bien contadas las tiene de tantas ocasiones que subió a disfrutar del parque, que en su inauguración fue «un aire de modernidad y todo un acontecimiento para la periferia gijonesa». El ahora alcalde de Bimenes volvió a subir ayer esas escaleras que tan bien conoce aunque, esta vez, lo hizo en calidad de invitado de excepción. No en vano, suyo fue el honor de ser pregonero de las fiestas de Santiago, uno de los estandartes de «la villa de Ciares en tierres de Xixón», tal y como apuntó con humor.

Así, durante el pregón quiso recordar todos y cada uno de los rincones del barrio: el Manuel Rubio, las Ursulinas, La Cruz, La Teyerona o «la única iglesia románica del cascu urbanu, San Andrés». También hubo espacio para reírse de uno mismo: «Debe ser de les poques veces que la xente nun tien ni paxolera idea de quién ye el pregoneru. Yo, que nun salgo en 'Sálvame' ni ando col culu al aire en una isla del Caribe a gastos pagados», afirmó.

Antes de culminar con un «¡puxa Ciares!», el regidor de Bimenes pidió a los presentes «que Los Pericones se conviertan por unos días en aquellos solares de barrio donde volvamos a ser niños y recuperemos el espíritu de vecindad tan escaso en estos tiempos».

Después de las emotivas palabras, la folixa tomó el parque con sidra, comida y un animado ambiente aderezado por la orquesta Cuarta Calle. Los festejos en honor a Santiago, asimismo, continúan hoy desde el mediodía con una sesión vermú, juegos tradicionales, una chocolatada para los más pequeños y una verbena a cargo de la orquesta Iris.

Teatro, disfraces y queimada

Las fiestas patronales en honor a Santiago también se están disfrutando en Nuevo Gijón, La Braña, y La Perchera. Ayer, los vecinos de la zona sur de Gijón pudieron disfrutar de una sesión de cine en la calle en la que tanto jóvenes como mayores disfrutaron en familia. Para hoy, además, espera una intensa jornada.

La sesión vermú estará acompañada de un concurso de dibujo y teatro en la calle. Ya en horario de tarde, se podrá competir en un torneo de parchís, en otro de disfraces y, finalmente, la jornada culminará con una queimada.

Temas

Ceares

Fotos

Vídeos