«Que la Virgen de Begoña mime a Gijón y cuide de ella como bien se merece»

La alcaldesa y varios representantes políticos acudieron a la misa. / P. C.
La alcaldesa y varios representantes políticos acudieron a la misa. / P. C.

El carmelita abulense David Jiménez fue el invitado a una misa a la que asistieron la alcaldesa y parte del gobierno local

Ó. P. GIJÓN.

La iglesia de Nuestra Señora de Begoña, de los padres carmelitas, juntó ayer a decenas de personas con motivo de la misa en honor de la Virgen. Para la ceremonia, como ya es tradición, los responsables de la congregación invitaron a un religioso ajeno a Gijón «para que conozca la ciudad, a sus fieles y la festividad que se vive». En esta ocasión el invitado fue David Jiménez, superior de la comunidad carmelita de La Santa, en Ávila. Según explicó, era la primera vez que visitaba el Principado, una situación que hizo más especial la ceremonia. «Tengo que reconocer que estoy pagando el pecado de no haber conocido Gijón hasta hace tres días. Gracias a la Virgen ya no puedo decir lo mismo», bromeó Jiménez durante el transcurso de la misa.

En su intervención, además, deseó que Nuestra Señora de Begoña velara por la ciudad y sus habitante. «Que mime a Gijón y cuide de ella como bien se merece», pidió el predicador abulense. Junto a él estuvo el resto de la comunidad carmelita gijonesa, que se mostró satisfecha con la buena impresión que Jiménez se lleva de la ciudad y de sus fiestas de Begoña. «¿Qué es lo que hace grande a una ciudad? ¿Su tamaño, sus habitantes, su riqueza? No. Lo que la hace grande es que todos seamos capaces de vivir con el mismo espíritu con el que lo hizo María. Poder salir de nosotros mismos y ponernos al servicio de los otros», reflexionó Jiménez durante la homilía.

En los bancos de la iglesia hubo una nutrida representación de la política municipal. Por parte del gobierno estuvieron la alcaldesa, Carmen Moriyón, y los concejales Fernando Couto, Esteban Aparicio y Manuel Arrieta. Del grupo municipal popular acudieron su portavoz, Mariano Marín, y la concejala Sofía Cosmen. También hubo representantes de la Guardia Civil, el Cuerpo Nacional de Policía y la Comandancia de Marina.

El grupo folclórico Xiringüelu también participó en la ceremonia con un recital de gaita y de baile tradicional. Tras la ofrenda de arena y agua de mar a la Virgen, la agrupación deleitó a los presentes con un pequeño concierto a las puertas del templo. La mayoría de los asistentes a la misa agradecieron el baile y la música con una sonora ovación.

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos