And the winner is... la originalidad

Verónica López, Claudio Garigliano y Luis Sánchez, los premiados. :: CITOULA
Verónica López, Claudio Garigliano y Luis Sánchez, los premiados. :: CITOULA

Ginebra de manzana, piruletas de jabón o pendientes de botella. Los puestos más innovadores de la Fiesta de la Sidra tuvieron premio

ANA SOLÍS

Cuatro días lleva abierto el Mercadín de la Sidra y la Manzana en Gijón. Y, con la gran afluencia de turistas que en las últimas jornadas han querido disfrutar de los productos tradicionales que se ofertan, no es de extrañar que los vendedores, tras sus mostrador, no se percatasen de que un jurado anduvo por allí con un único objetivo en mente: premiar a los mejores. Y ayer llegó el día. El concejal de Cultura, Jesús Martínez, la directora del Teatro Jovellanos, Teresa Sánchez, y el gerente de Divertia, Jorge González- Palacios, llegaron a las 13.30 horas para sorprender a los comerciantes.

El primer premio, al productu más novedosu, fue entregado por Teresa Sánchez a El Molín del Nora por su apuesta por la ginebra de manzana, una bebida nunca antes comercializada por la que esta destilería noreñense decidió arriesgar.

Con mucha sorpresa y notable entusiasmo lo recibió Verónica López. Ella, junto a su marido, Olegario Díaz, lleva al frente de este negocio más de quince años y, esta vez, decidieron dejar de lado la cerveza artesanal que elaboran y apostarlo todo a la moda de la ginebra, pero ginebra de manzana verde. Y así lo explicó ella misma: «Me encanta. Lo hicimos con muchísima ilusión, probando mucho. Hasta que, al final, nos pareció que merecía la pena».

Y tanto que fue así. El jurado pensó lo mismo. «No lo esperábamos para nada, estamos muy agradecidos. Llevamos muchos años con la destilería y teníamos que probar con la manzana, ya que hay ginebras de otros frutos, pero no de este», manifestó Olegario Díaz cuando se trató de hablar de su producto, único en el mundo. «Tiene un gusto muy agradable y el gin tonic con ella no es nada artificial», añadió.

Unos pasos más adelante, hora de entregar otro galardón. Esta vez, era González- Palacios el encargado de hacer los honores. Premio «muy merecido», señaló Jesús Martínez, a les mercancíes mejor presentaes, que se llevó la caseta Oleum.

«Gracias, ¡qué guapo!», dijo su encargado, Luis Sánchez, quien lleva exponiendo sus productos en el mercadín desde hace siete años y que, aunque es la primera vez que recibe este galardón, ya obtuvo reconocimiento en dos ocasiones anteriores por estar al frente del puesto más prestosu. Esta vez, sus llamativos productos, entre los que destacan las piruletas de jabón o las velas con forma de botella de sidra, han sido objeto de admiración. A lo que se suma la combinación de prau asturiano y la madera de la caseta, que han conformado la mejor puesta en escena de productos naturales. «El esfuerzo ha hecho posible ganar este premio y así se ve. Hemos querido repartir el verde de Asturias por nuestro puesto y llama mucho la atención. Es fácil verlo y, cuando te acercas, te sorprende descubrir que los productos no son lo que parecen», continuó dando detalles.

Y llegó el tercer y último premio de la mañana al puestu más prestosu, que fue entregado por Jesús Martínez. Palabras de agradecimiento y de modestia por parte de su ganador, Claudio Garigliano, quien está al frente de Lula Martín Creaciones, puesto dedicado a la elaboración de elementos decorativos y bisutería artesanal. Con la innovación de que es el cristal verde de la botella de sidra la base de todos estos productos. «Nunca esperas un premio, pero siempre trabajas con ilusión. Es prestoso porque es un material que no tiene nadie. Se necesita mucho trabajo y dedicación para llegar a algo tan simple como un pendiente», afirmó Garigliano.

Y, con este galardón, se puso fin a la entrega de premios. Pero, durante la semana, muchas más actividades llenarán las céntricas calles de Gijón. Eso sí, el Solarón quedará vacío, ya que este año no se instalará el tradicional chigre que en anteriores ediciones causaba tanta atracción.

Fotos

Vídeos